Home

Los Ángeles
Los Ángeles Progresan en Conosimiento
La Influencia Satanica

 

Los Ángeles

Introducción: Una verdad que encontramos a lo largo y ancho de la Escritura, es la existencia de unos seres celestiales muy distintos de los seres humanos y de la Deidad misma. Estos seres nos son presentados como superiores al hombre. Se mencionan estos seres por lo menos unas 108 veces en el A.T. y 165 veces en el N.T. Es tanto lo que la Biblia habla de estos seres, sean ángeles buenos o malos, que la doctrina tocante a ellos, nunca debiera ser pasada por alto. Por ello, dedicaremos en esta ocasión un análisis de dichos seres.

Su naturaleza.

El vocablo ángel, que se deriva bien de mal'ak del hebreo del A.T., o bien de aggelos del griego del N.T., quiere decir simplemente mensajero. Los ángeles santos son mensajeros de Dios, mientras los caídos son mensajeros de Satanás, el "dios de este siglo".

* En cuanto a la naturaleza de los ángeles, son descritos:

(1) Como espíritus puros, esto es, seres inmateriales e incorpóreos. Vea, Heb. 1:14 "¿Acaso no son todos espíritus servidores, enviados para ministrar a favor de los que han de heredar la salvación?".

(2) Son criaturas creadas por Dios, no se reproducen ni se desarrollan como los humanos, sino que fueron creados poseyendo sabiduría y poder. Col. 1:16 "porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o autoridades. Todo fue creado por medio de él y para él"; Mat. 22:30 "porque en la resurrección no se casan ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles que están en el cielo".

* En cuanto a sus relaciones con el espacio es descrita no como una omnipresencia (que está en todas partes) por cuanto están siempre en algún lugar, y no en todas partes al mismo tiempo, pero no están limitados como lo estamos nosotros, ellos pueden pasar de una porción de espacio a otra. Vea Daniel 9:21 "Aún estaba hablando en oración, cuando Gabriel, el hombre al cual yo había visto en visión al principio, voló rápidamente y me tocó, como a la hora del sacrificio del atardecer. Vino y habló conmigo diciendo: "Daniel, ahora he venido para iluminar tu entendimiento. Al principio de tus ruegos salió la palabra, y yo he venido para declarártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, la palabra y comprende la visión"

* Como personas, poseen inteligencia, voluntad y poder. Sus conocimientos son superiores a los nuestros. Como personas saben alabar; Sal. 148:2 "¡Alabadle, vosotros todos sus ángeles! ¡Alabadle, vosotros todos sus ejércitos!". En cuanto a sus conocimientos saben sus limitaciones, Mat. 24:36 "Pero acerca de aquel día y hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles de los cielos, ni aun el Hijo, sino sólo el Padre".También en cuanto a poder son superiores a los hombres. La grandeza de sus poderes se manifiesta por los nombres y títulos que se les dan, vea Efe. 6:12 "porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales". Referencia ésta a los ángeles caídos. En cuanto a los ángeles fieles a Dios, se nos dice que son: "poderosos en fortaleza". (Sal. 103:20).

* Tienen limitaciones. No obstante, ser poderosos, están sin embargo sujetos a limitaciones que son propias  de todas  las criaturas. Los ángeles por tanto no  pueden crear cosas, no pueden cambiar sustancias, no pueden actuar  sin medios,  no pueden escudriñar el corazón del hombre, por cuanto estas prerrogativas son exclusivas del Creador. Por ello, la intervención de los ángeles no es optativa, sino permitida u ordenada por Dios, y según Su voluntad.

Su Posición ante Dios.

En cuanto a su posición ante Dios, se enseña claramente que todos eran originalmente santos. También se infiere que fueron sometidos a un período de prueba, y que algunos guardaron su primer estado, y que otros no. Los que mantuvieron su integridad son descritos como confirmados en un estado de santidad y gloria. Los que no, serán enviados al castigo eterno. Mat. 25:41 "Entonces dirá también a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles"; 2 Pedro 2:4 "Porque si Dios no dejó sin castigo a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio", Judas 1:6. "También a los ángeles que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas para el juicio del gran día".

La morada de los ángeles.

La Biblia menciona que estos seres con todas sus categorías tienen habitaciones fijas y centros para sus actividades. Mediante el uso de la frase "los ángeles que están en el cielo" (Mr. 13:32) Cristo, afirma definitivamente que los ángeles habitan los lugares celestiales. El apóstol Pablo escribe: "Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema".(Gál. 1:8). Pedro al referirse a ellos, nos dice que están sujetos a Cristo 1 Ped. 3:22 "Ahora él, habiendo ascendido al cielo, está a la diestra de Dios; y los ángeles, las autoridades y los poderes están sujetos a él". De los ángeles caídos se dice también que habitan los aires o los lugares celestiales: "Porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales".(Efes. 6:12).

Modo de su existencia.

Comparada a la existencia humana y animal, la de los ángeles se puede denominar como señalamos previamente incorpórea. No obstante, algunos eruditos creen que esto es cierto sólo en el sentido de que no tienen un organismo mortal como el de los humanos. Dicen estos estudiosos que, el problema estriba en que los hombres no podemos discernir tales cuerpos. Esto es algo como tratar de interpretar el cuerpo espiritual de Cristo, ver 1 Cor. 15:44-50. "Se siembra cuerpo natural; se resucita cuerpo espiritual. Hay cuerpo natural; también hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: el primer hombre Adán llegó a ser un alma viviente; y el postrer Adán, espíritu vivificante. Pero lo espiritual no es primero, sino lo natural; luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre es celestial. Como es el terrenal, así son también los terrenales; y como es el celestial, así son también los celestiales. Y así como hemos llevado la imagen del terrenal, llevaremos también la imagen del celestial. Y esto digo, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción heredar la incorrupción".

* Estos seres pueden acercarse a la esfera de la vida humana. Según lo que demande la ocasión, ellos pueden aparecerse a hombres de tal manera que pasan como tales. Leamos Gn. 19:5 "Y llamaron a Lot y le dijeron: --¿Dónde están los hombres que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos".

Número de los ángeles.

La Biblia afirma que los ángeles son una gran multitud. Es razonable pensar que hay tantos seres espirituales en existencia que como los que ha habido de seres humanos en toda la historia de la tierra. David escribió: "Los carros de Dios son miríadas de miríadas, y millares de millares. ¡Entre ellos el Señor viene del Sinaí al santuario!" (Sal. 68:17). Daniel dice: "Un río de fuego procedía y salía de delante de él. Miles de miles le servían, y millones de millones estaban de pie delante de él. "El Juez se sentó, y los libros fueron abiertos". (Daniel 7:10). Jesús mismo dice en Mateo 26:53 "¿O piensas que no puedo invocar a mi Padre y que él no me daría ahora mismo más de doce legiones de ángeles?" Una legión romana se componía de 4000 a 6000 soldados (en suma serían unos 72,000 soldados). Juan en su experiencia gloriosa, nos describe lo que vio: "Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era miríadas de miríadas y millares de millares". (Apoc. 5:11). En Hebreos 12:22 leemos: "Más bien, os habéis acercado al monte Sión, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial, a la reunión de millares de ángeles".

El ministerio de los ángeles.

Las Escrituras enseñan que los santos ángeles ministran:

(1) En el culto y servicio de Dios. Apoc. 5:11-12 "Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era miríadas de miríadas y millares  de millares.  Y decían a gran voz: "Digno es el Cordero,  que fue  inmolado, de recibir el poder,  las riquezas,  la sabiduría,  la fortaleza, la honra,  la gloria y la alabanza."   Sal. 148:1-2 "¡Aleluya! ¡Alabad a Jehovah desde los cielos! ¡Alabadle en las alturas! ¡Alabadle, vosotros todos sus ángeles! ¡Alabadle, vosotros todos sus ejércitos!"; ver también Mat. 4:11  "Entonces el diablo le dejó, y he aquí, los ángeles vinieron y le servían".

(2) En la  ejecución de la voluntad de Dios. Sal. 103: 20-21 "Bendecid a  Jehovah, vosotros sus poderosos  ángeles  que ejecutáis  su palabra obedeciendo la voz de su  palabra. Bendecid a Jehovah, vosotros todos sus ejércitos, servidores suyos que hacéis su voluntad" 2 Cró. 32:21 "Y Jehovah envió un ángel, el cual hirió a  todos los guerreros esforzados, a los oficiales y a los jefes en el campamento del rey de Asiria. Senaquerib se volvió a su tierra con el rostro avergonzado. Y cuando entró en el templo de su dios, algunos de sus propios hijos lo mataron allí a espada".

(3) En la ministración de los herederos de Salvación (Heb. 1:14); Ayudan a Daniel en el foso de los leones (Dan. 6:22); ellos sacaron a Pedro de la cárcel (Hech. 12:7-11); Aparecen conduciendo a los que mueren en Dios al seno de Abraham,(Luc. 16:22), Un ángel fortaleció  a Jesús  en Getsemaní (Luc. 22:43), un ángel  es enviado a pablo  con  un mensaje (Hech. 27: 23-24) Ellos acompañarán a Cristo en su segunda venida, y recogerán a su pueblo en su reino (Mat. 13:39-42; 16:27). 

Clasificación de los ángeles.

La revelación bíblica identifica ciertos grupos entre los seres angelicales. Podemos inferir que hay en las designaciones para cada grupo, algún significado propio de estas huestes espirituales. Col. 1:16 "porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o autoridades. Todo fue creado por medio de él y para él". También Efe. 6:12 "porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales".

* Por la terminología empleada, cuando se habla de tronos se refiere a los que se sientan en ellos; los dominios, a los que reinan; los principados, a los que gobiernan; las potestades, a los que ejercen supremacía, y las autoridades, se refiere a los que tienen la responsabilidad imperial. Parece ser que las esferas celestiales de gobierno exceden a los reinos humanos así como el Universo es más grande que la tierra.

Los Angeles Escogidos.

Se hace referencia de ellos en 1 Tim. 5:21 "Requiero solemnemente delante de Dios y de Cristo Jesús y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicio, no haciendo nada con parcialidad". Cuando se dice que son escogidos, claramente se infiere que estos seres fueron creados con un propósito, y que en su reino, como en el del hombre, los designios del Creador serán llevados a cabo perfectamente.

Los Querubines, los Serafines y los Seres Vivientes.

Algunos estudiosos insisten en que estos seres son figuras artificiales, simbólicas y temporales que en sí mismas no tienen existencia temporal. La razón que dan, es porque estas designaciones específicas no están unidas a los ángeles en ninguna parte de la Biblia. Esta opinión no es compartida por muchos estudiosos.

* El Dr. C. I. Scofield dice: "Estos seres son ángeles exaltados a un alto rango, pero separados de los que gobiernan. Los distintos términos empleados parecen indicar una distinción de servicio. Los Querubines. Este título habla de una posición alta y santa y su responsabilidad como tal se relaciona estrechamente con el trono de Dios. Los Seres vivientes son idénticos con los Querubines. El tema, sigue diciendo el Dr. Scofield, es algo obscuro, pero tomando en cuenta la posición de los querubines en la puerta del Edén, en la cubierta del Arca del Pacto, y en Apocalipsis 4, se concluye que ellos se relacionan claramente con la vindicación de la Santidad de Dios". (Hasta aqui la cita del Dr. Scofield).

Algunos pasajes donde aparecen dichos seres son: (Sal. 99:1; Isa. 37:16; Eze. 1:5-13, cáp.10; Apoc. 4:6-8).

* Los Serafines. El título Serafín (abrasadores) habla de la adoración sin cesar, de su ministerio de purificación, y de su humildad. aparecen una sola vez en la Biblia. Isa. 6:1-3 "En el año que murió el rey Uzías, vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime; y el borde de sus vestiduras llenaba el templo. Por encima de él había serafines. Cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. El uno proclamaba al otro diciendo: --¡Santo, santo, santo es Jehovah de los Ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!".

El Arcángel.

Con este título se designa a Miguel (¿Quién es como Dios?) En que sentido es como Dios no se revela; pero de tres pasajes donde se hace mención directa de él, se puede notar que tiene gran autoridad. Vea, Daniel 10:13 "El príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí que Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme; y quedé allí con los reyes de Persia". Jud. 1:9 "Pero ni aun el arcángel Miguel, cuando contendía disputando con el diablo sobre el cuerpo de Moisés, se atrevió a pronunciar un juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. Y "Apoc. 12:7 "Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon".

El Angel Gabriel.

Significa el poderoso. En las Escrituras aparece como unas cuatro veces y siempre como mensajero o revelador del propósito divino. Ver Daniel 9:20-27, Luc. 1:26-33.

Los Angeles Especialmente Designados para Juicios.

Se conoce a ciertos ángeles solamente por el servicio que ellos rinden. De éstos, hay los que sirven como mensajeros de juicio (Gn. 19:13; 2 Sam. 24:16; Sal. 78:49) En Apocalipsis se mencionan siete ángeles los cuales reciben trompetas (Ap. 8:2) Se menciona el ángel del abismo (Ap. 9:11) El ángel que tiene poder sobre el fuego (Ap. 14:18) el ángel con una hoz aguda (Ap. 14:18-19) El ángel de las aguas (Ap. 16:5). También, en los libros apócrifos se mencionan tres ángeles de los cuales la Biblia no habla nada; éstos se llaman Rafael, Uriel y Jeremiel. 

 

_______________________________________________________________________________________________________________

Los Ángeles

Progresan en Conocimiento

 

Las Escrituras revelan la verdad de que los ángeles están aprendiendo mucho al observar a los hombres en la tierra, especialmente en lo que respecta al desarrollo de la redención efectuada por Cristo. Esto indica que los ángeles no son omniscientes. La declaración de Pedro, "cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles" (1 Ped. 1:12), revela un interés en las cosas de los hombres. La palabra "cosas" en esta parte se relaciona al programa de Dios tocante al advenimiento de Cristo para redimir al hombre.

* Pablo escribe que Cristo "fue visto de los ángeles" (1 Tim. 3:16). Para los ángeles el nacimiento, la vida, la muerte, la resurrección y la ascensión de Cristo eran realidades nunca vistas. Que pensamientos sublimes les vendrían a sus mentes al presenciar las escenas que vieron durante la vida terrenal de Cristo, y las que todavía ven en el cielo con su naturaleza doble y su obra de Mediador entre Dios y los hombres (1 Tim 2:5).

* ¡Dios encarnado! Todo eso fue nuevo para ellos, ellos le habían visto como el Gobernador del Universo, pero nunca como un súbdito... Lo vieron en una prolongada tentación provocada por Satanás, el ángel rebelde. Eso fue nuevo. Le habían visto sacar al ángel rebelde de Su presencia y arrojarlo de Su cielo..... Le vieron sufrir el escarnio y desprecio de los pecadores. Esto también fue nuevo para ellos. Ellos habían visto a millares de espíritus felices adorarle y amarle; pero jamás le habían visto a El personalmente siendo insultado y despreciado por sus criaturas.

* El gimió en getsemaní y luego fue crucificado entre dos malhechores. Esto fue nuevo para las huestes angelicales. Lo habían visto a El sumamente feliz y glorioso; pero al verlo moribundo y contemplarlo como una cadáver sangriento, y todo para salvar a un mundo pecador... sin duda tuvieron que decir ¡Qué amor tan misterioso, tan sublime, tan profundo!.

* La obra de la Iglesia en la tierra es una revelación a los ángeles en cuanto a la sabiduría de nuestro Dios. Está escrito: "para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la Iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales" (Efe. 3:10). Siempre que la Iglesia hace su obra, estas huestes espirituales reconocen la sabiduría de nuestro Dios y le rinden adoración. Quizás a este conocimiento adquirido de los ángeles se deba el regocijo que expresan siempre que la Iglesia alcanza a un pecador. Vea, Lucas 15:10 "Os digo que del mismo modo hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente".

 

 

La Caída de los Ángeles.

La maldad comenzó con la caída de un ángel. Este ángel arrastró una multitud de otros ángeles. Leamos Apoc. 12:4 "Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. El dragón se puso de pie delante de la mujer que estaba por dar a luz, a fin de devorar a su hijo en cuanto le hubiera dado a luz".

* Es dificilísimo hallar la razón del por qué un ángel de Dios, sin tentación de afuera, y viviendo en la misma presencia de Dios, y que debe haber sabido la diferencia entre la luz moral y las tinieblas morales, escogió estas últimas. Esto es algo que los más grandes teólogos jamás han podido solucionar.

* Hay algo que debemos puntualizar, y hacerlo claramente, y es que, acerca del complejo tema de la caída de los ángeles, es imperativo, a la luz de lo revelado acerca de Dios, que reconozcamos la verdad inmutable, que Dios es Santo y en ningún sentido es El el causante del pecado angélico, ni indirecta ni directamente.

* Es la opinión de una gran mayoría de teólogos que estos seres llamados algunas veces espíritus malos o inmundos, principados, potestades, gobernadores de este mundo, maldades espirituales en lugares celestiales, etc. Son los mismos demonios (daimones). En el mundo espiritual hay sólo un diablo (diabolos) y muchos demonios (daimones) Estos malos espíritus son descritos como pertenecientes al mismo orden de ser de los ángeles buenos. La condición original de los mismos era de santidad, un estado que no guardaron. Leamos, Judas 1:6 "También a los ángeles que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas para el juicio del gran día".

No hay perdón para los Angeles Caídos.

Aunque la caída del hombre abrió el camino por el cual Dios pudo demostrar Su gracia en la redención (Efe. 2:7), en el caso de los ángeles caídos no se les dio la oportunidad de la redención y la reconciliación con Dios. 2 Ped. 2:4 "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio". Mateo 25:41 "Entonces dirá también a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles". Y Apocalipsis 20:10 "Y el diablo que los engañaba fue lanzado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos".

El Pecado de los Ángeles.

El origen del pecado en los ángeles es un misterio como previamente señalamos difícil de resolver. Algunos se han preguntado: ¿Cómo podía un Dios Santo permitir pecar a cualquier criatura suya? ¿Cómo podía pecar un ángel santo de Dios sin influencia exterior? La respuesta más apropiada es que, Dios crea sus criaturas como libres agentes, capaces de aceptar o rechazar lo moralmente bueno o moralmente malo. El cómo y origen de la maldad es algo que la Biblia no resuelve. Algo si podemos afirmar, y es que el pecado no se hallaba en la naturaleza de las criaturas hechas por la mano de Dios, si fuera así todos hubieran pecado. 

 

Satanás, el Ángel Mayor.

Este ángel aparece en la Biblia como el jefe de los ángeles caídos. Apoc. 12:7 "Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon".

* En la Escritura se le dan a este ángel varios títulos, algunos de estos títulos son: "Serpiente, que habla de su sutileza; Lucero, hijo de la mañana, este fue su nombre en el cielo antes de su caída; Diablo, significa acusador o calumniador; Satanás, significa resistidor o adversario; Dragón, habla de su poder; el príncipe de este mundo; el príncipe de la potestad de aire; el dios de este siglo; el maligno; belial, belzebú o sea el príncipe de los demonios; el engañador; padre de mentiras; el ladrón; el acusador, enemigo de nuestras almas, etc.

Lo que el mundo piensa de Satanás

La existencia de este ser ha sido negada por muchos. Otros han llegado a pensar que es simplemente una metáfora para describir el mal. No obstante, en la Biblia hallamos que todos los elementos de la personalidad se aplican a Satanás.

* El mundo sin tomar en cuenta la revelación bíblica, ha creado en su imaginación un ser grotesco que  lleva  tridente, cola y cuernos,  el cual es  ridiculizado  muchas  veces en sus dramas y pláticas. Sin embargo, el relato bíblico  de sus hechos, como el de su destino constituyen las páginas más negras de la Palabra de Dios. El lago de fuego  fue preparado no para  los hombres, sino para Satanás y sus ángeles Mat. 25:41. El llegó a ser la encarnación del mal y totalmente carece del bien. Juan 8:44  "Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y queréis satisfacer los deseos de vuestro padre. El era homicida desde el principio y no se basaba  en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de lo suyo  propio habla, porque es mentiroso y padre de mentira".  

Su Creación.

El pasaje principal que hace alusión a este asunto es Ezequiel 28:11-19 "Entonces vino a mí la palabra de Jehovah, diciendo:"Oh hijo de hombre, entona un lamento por el rey de Tiro, y dile que así ha dicho el Señor Jehovah: "'¡Tú eras un modelo perfecto, lleno de sabiduría y de completa hermosura! Estabas en el Edén, el jardín de Dios. Tu vestidura era de toda clase de piedras preciosas: rubí, topacio, diamante, crisólito, ónice, jaspe, zafiro, turquesa y berilo. Y de oro era la hechura de tus encajes y de tus engastes. En el día que fuiste creado fueron preparadas. Cuando fuiste ungido, yo te puse junto con los querubines protectores. Estabas en el santo monte de Dios, y andabas en medio de piedras de fuego. Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad. "'A causa de tu gran comercio te llenaron de violencia, y pecaste. Por eso, te expulsé del monte de Dios, y un querubín protector hizo que desaparecieras de en medio de las piedras de fuego. Tu corazón se enalteció debido a tu hermosura; a causa de tu esplendor se corrompió tu sabiduría. "'Yo te he arrojado en tierra; te he puesto como espectáculo ante los reyes. Por tus muchos pecados y por la iniquidad de tu comercio, profanaste tu santuario. Yo, pues, hice que en medio de ti se desatara y te devorase el fuego. Te convertí en cenizas sobre la tierra ante los ojos de cuantos te observaban. Todos los que te conocen entre los pueblos se horrorizan a causa de ti. Eres objeto de espanto, y dejarás de ser para siempre." (RVA).

* Aunque al analizar estos versículos notamos que se empieza hablando del rey de Tiro, podemos por la descripción del pasaje creer que, a quien realmente se refieren estas palabras es a Satanás mismo.

 

Análisis del Pasaje.

Ezeq. 28:11-12 Una endecha, significa un lamento intenso acompañado con golpes de pecho, es un término impresionante para describir el dolor de Jehová por los pecadores. Se observa que todo el poder creativo en lo que tiene que ver con la sabiduría y hermosura se emplearon en la creación de este ser, del cual se dice, era el sello de la perfección...un modelo perfecto. Tales palabras no pueden ser dirigidas a un rey pagano, sino, más bien se deben aplicar al más alto de los ángeles antes de su caída.

Ezeq. 28:13. No importa mucho si esto se refiere a un Edén celestial o terrenal. Cuando se nos dice que fue adornado de toda piedra preciosa, podemos ver su gran importancia y el brillo o lustre de su apariencia. Así con tanto esplendor se exhibió en el huerto de Edén, porque el nombre nahash (hebreo) traducido serpiente, quiere decir el reluciente. Pablo declara que aún ahora él "se disfraza como ángel de luz" (2 Cor. 11:14). Las piedras preciosas que vemos aquí se ven sólo tres veces en la Biblia: (a) En el pectoral del sumo sacerdote, que fue una manifestación de la gracia divina; (b) En la Nueva Jerusalén que refleja la Gloria de Dios; y (c) Como parte de la vestidura de este gran ángel y representa lo más alto de la creación de Dios

Ezeq. 28:14. Es muy llamativo que este ser pertenece al orden de los querubines, como hemos enseñado antes, estos seres angélicos están relacionados con el trono de Dios. Nuestro Dios dirige una palabra especial a este ángel: "Yo te puse en el santo monte de Dios".

* Este ser rindió este servicio como querubín protector delante del trono de Dios, pues la frase el monte de Dios se usa en el A. T. para designar el asiento de autoridad de Dios. Vea, Sal. 3:4 "Con mi voz clamé a Jehovah, y él me respondió desde su santo monte", Sal. 43:3 "Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán. Ellas me conducirán a tu monte santo y a tus moradas", Isa. 14:13 "Tú has dicho en tu corazón: Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de Dios levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte. Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo".

* Se puede decir que este ángel fue creado superior a los otros ángeles para ser defensor o protector del trono de Dios (es entendible que Dios no necesita protección, pero este es el calificativo que se le da a este ángel. Dios no necesitaba querubines para impedir el acceso al árbol de la vida en Edén, pero El puso querubines y una espada ardiente).

* La frase "en medio de las piedras de fuego te paseabas" es algo obscura, algunos estudiosos han visto aquí una alusión al fuego consumidor que Jehová nuestro Dios es. En tal caso, esta declaración indica que en su posición tan elevada este ser se movía en una íntima relación con la santidad divina.

Ezeq. 28:15. Se hace mención del primer pecado de este ángel. Parece que fue hallado en él un pecado secreto. La omnisciencia de Dios no puede ser engañada. Si nuestros pecados secretos se hallan delante de la luz de su rostro (Sal. 90:8) "Has puesto nuestras maldades delante de ti; nuestros secretos están ante la luz de tu rostro". Se puede decir lo mismo de los pecados secretos de los ángeles también.

Ezeq. 28:16. La palabra contrataciones (traducida comercio en otras versiones) no tiene nada que ver con la compra y venta de mercaderías en este pasaje. La palabra en el original hebreo significa "dar rodeos" o pasear. Algunos eruditos bíblicos dicen que esta expresión trata del asunto de la calumnia y que fue así que este ángel arrastró a muchos ángeles tras sí. Al hacer esto peca y es desalojado de su lugar de servicio.

Ezeq. 28:17. Aqui se deja entrever el pecado de Satanás. La hermosura de este ser era singular. El lo sabía, y su corazón se llenó de orgullo por ello. Pablo se refiere a este pecado en 1 Tim. 3:6 "Que no sea un recién convertido, para que no se llene de orgullo y caiga en la condenación del diablo".

Ezeq. 28:18-19 "Por tus muchos pecados y por la iniquidad de tu comercio, profanaste tu santuario. Yo, pues, hice que en medio de ti se desatara y te devorase el fuego. Te convertí en cenizas sobre la tierra ante los ojos de cuantos te observaban. Todos los que te conocen entre los pueblos se horrorizan a causa de ti. Eres objeto de espanto, y dejarás de ser para siempre".

* En estos versículos vemos un juicio inmediato, y se declara al mismo tiempo un juicio futuro y final. Aquí, nuestro Dios revela el origen, el estado, el carácter y el pecado del más alto de los seres angélicos.

* Podemos asegurar que, Dios no creó a Satanás como tal; El creó un ángel que era perfecto en todos sus caminos, y aquel ángel pecó al oponerse a la voluntad de Dios. Por aquel acto él llegó a ser Satanás, el adversario, y todo lo demás que sus títulos significan.

* La vieja pregunta hecha por muchos ¿Quién hizo al diablo? es contestada en este pasaje bajo consideración. Por su pecado este ángel perdió su santidad original y también su posición celestial, pero retuvo su sabiduría y poder, y se ha dedicado a seguir en los caminos del mal en los cuales sus conocimientos han sido prostituidos al nivel de mentiras, engaños, trampas, y astucias.

* Podemos resumir este pasaje de Ezequiel con lo siguiente:

(a) A causa de su lenguaje, es imposible aplicar este pasaje a un hijo caído de Adán;

(b) Por lo tanto el ser mencionado aquí tiene que ser un espíritu o un ángel;

(c) Este ángel, fue lo más alto de la creación de Dios;

(d) Su oficio era proteger el trono de Dios;

(e) Se halló en él la iniquidad que consistió en la exaltación de sí mismo;

(f) Sedujo y contaminó a un gran número de ángeles quienes recibirán el mismo castigo que él;

(g) El castigo por su pecado consistió en la expulsión del cielo, y en el futuro ha de ser lanzado junto con los ángeles caídos al lago de fuego y azufre. 

 

El Pecado de Satanás Revelado a Isaías.

El pecado de Satanás, también está delineado con claridad y muchos detalles en el libro del profeta Isaías 14:12 "¡Cómo has caído del cielo, oh lucero, hijo de la mañana! Has sido derribado al suelo, tú que debilitabas a las naciones. Tú has dicho en tu corazón: Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de Dios levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte. Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo. Pero has sido derribado al Seol, a lo más profundo de la fosa. Los que te vean te contemplarán; reflexionarán ante ti diciendo: ¿Es éste aquel hombre que hacía temblar la tierra, que sacudía los reinos, que convirtió el mundo en un desierto, que destruía sus ciudades y que a sus prisioneros nunca les abrió la cárcel?"

* Por referirse este pasaje a una caída del cielo presenta una pregunta de mucha importancia. Se trata de la cuestión del lugar donde Satanás reside ahora. ¿Fue echado en verdad del cielo o sigue residiendo Satanás en el cielo?. Algunos enseñan el concepto erróneo de que Satanás reside ahora en las regiones infernales, pero esto no concuerda con la revelación bíblica. Por la Escritura encontramos que Satanás fue desalojado del cielo de Dios, ver Ezeq. 28:16 "A causa de tu gran comercio te llenaron de violencia, y pecaste. Por eso, te expulsé del monte de Dios, y un querubín protector hizo que desaparecieras de en medio de las piedras de fuego". Efe. 6: 12 "porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales (traducido aires en otras versiones)". Este ángel mayor se presenta en la Biblia como residiendo en este mundo, ver Efe. 2:2 "en los cuales anduvisteis en otro tiempo, conforme a la corriente de este mundo y al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora actúa en los hijos de desobediencia"; Juan 12:31 "Ahora es el juicio de este mundo. Ahora será echado fuera el príncipe de este mundo"; 14:30 "Ya no hablaré mucho con vosotros, porque viene el príncipe de este mundo y él no tiene nada en mí"; 16:11 "y en cuanto a juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado".

* Por otra parte, sabemos por la Escritura que aunque ha sido desalojado del cielo se le permite todavía su acceso al mismo, Job 1:6 "Aconteció cierto día que vinieron los hijos de Dios para presentarse ante Jehovah, y entre ellos vino también Satanás". Luc. 22:31 "Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo". Apoc. 12:10 "Oí una gran voz en el cielo que decía: "¡Ahora ha llegado la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo! Porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios".

* El profeta anuncia la caída de este ángel. Se le menciona como Lucero, hijo de la mañana, (significa luciente o brillante) Se le describe como: uno que debilitaba naciones.... que hacía temblar la tierra... que trastornaba los reinos... que convirtió el mundo en un desierto... que a sus presos nunca abrió la cárcel... y que es derribado hasta el seol, a los lados o lo más profundo del abismo. Mucho de este vasto programa falta por cumplirse. Otra vez se ve el énfasis que el pecado de Satanás empezó como algo secreto en lo profundo de su ser. Esto es lo que quieren decir las palabras , "tú que decías en tu corazón".

 

 

También se declaran en este pasaje cinco formas de expresar la voluntad de Satanás opuesta a la de Dios. Dice:

1.- "subiré al cielo" En este primer aspecto del pecado de Satanás, parece ser que él se proponía hacer como su morada propia el tercer cielo, el lugar donde se encuentra el trono de nuestro Dios. En este lugar es donde Cristo está entronizado, ver Efe. 1:20 "Dios la ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y le hizo sentar a su diestra en los lugares celestiales, por encima de todo principado, autoridad, poder, señorío y todo nombre que sea nombrado, no sólo en esta edad sino también en la venidera". A este lugar irán a morar los redimidos de todos los tiempos por la gracia y misericordia de Dios, ver Juan 17:24 "Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo". Vea también, Juan 14:3; Heb. 2:10.

2.- "junto a las estrellas de Dios levantaré mi trono" Se revela en esta declaración que Satanás (aunque nombrado como protector del trono de Dios) aspiraba a posesionarse de un trono suyo propio y reinar sobre las "estrellas de Dios". Parece ser que la expresión las "estrellas de Dios" no se refiere aquí al sistema astral, sino más bien a los seres angélicos, Job 38:7 "cuando aclamaban juntas las estrellas del alba, y gritaban de júbilo todos los hijos de Dios?".  Ver también, Apoc. 12:3-4.

3.- "en el monte del Testimonio me sentaré, a los lados del Norte" como hemos señalado antes, el concepto del "monte" parece referirse al mismo trono de Dios, el lugar de Su gobierno divino. Así que el pasaje enseña que la ambición de Satanás era la de reinar sobre todo lo creado.

4.- "sobre las alturas de las Nubes subiré" Interesante es destacar que de 150 referencias en la Biblia acerca de las nubes, unas 100 están relacionadas con la presencia y gloria de Dios, Ex. 16:10 "Y sucedió que mientras Aarón hablaba a toda la congregación de Israel, miraron hacia el desierto; y he aquí, la gloria de Jehovah se apareció en la nube"; Ex. 40:38 "Porque en todas sus etapas, la nube de Jehovah estaba de día sobre el tabernáculo; y el fuego estaba allí de noche, a la vista de toda la casa de Israel"; 1 Rey. 8:10 "Y sucedió que cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehovah"; Sal. 104:3 "que construye sus altas moradas sobre las aguas, que hace de las nubes su carroza, que anda sobre las alas del viento". Parece entonces; que por estos pasajes, Satanás buscaba para sí algo de la Gloria que sólo pertenece a Dios.

5.- "seré semejante al Altísimo" Aquí se revela que su propósito principal es ser como Dios. El Altísimo, es un título que significa "el poseedor de los cielos y la tierra". Por tanto el deseo de este ángel era llegar a tener autoridad sobre el cielo y la tierra. Al seguir este propósito de su vida como imitador de Dios y hacer imitaciones fraudulentas de las obras de Dios, recomendó a Adán y Eva que ellos mismos serían "como Dios". Un día por permiso divino, el hombre ideal satánico, el "hombre de pecado"; se proclamará Dios mismo, sentándose en el templo de Dios (2 Tes. 2:4). Pero esto también; de acuerdo a la Biblia, será la señal de que se aproxima el fin de la edad presente, y donde Satanás y sus ángeles recibirán el justo juicio de Dios. (Mat. 24:14-30).

 

_______________________________________________________________________________________________________

La influencia satánica en el Cosmos

La palabra "cosmos" quiere decir: "orden, regularidad, disposición y arreglo". La idea de orden y arreglo es tan inherente en el texto hebreo de Gn. 1:1 Dios creo orden perfecto o cosmos, el cual (por alguna razón no revelada) llegó a ser un caos, exactamente lo opuesto a cosmos (Gn. 1:2).

* En el N. T. unas 186 veces se traduce la palabra cosmos por mundo. El concepto neotestamentario de "el mundo" es que éste se opone a Dios como la mundanalidad se opone a la espiritualidad, Y que esto se debe a la influencia de Satanás y sus huestes. Este desorden moral y de tinieblas espirituales se infieren en las palabras de Cristo, "Yo he venido al mundo (cosmos) como luz, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en las tinieblas"  (Juan 12:46). Así también se promete que el Espíritu Santo convencerá al mundo (cosmos) de pecado, de juicio y de justicia (Jn. 16:8). Al creyente en Cristo se le dice, "...en el mundo (cosmos) tendréis aflicción, pero tened valor; yo he vencido al mundo (cosmos)" (Jn. 16:33); y en otro lugar dice: "no son del mundo (cosmos) como yo tampoco soy del mundo (cosmos)" (Jn. 17:14). Ciertas frases bíblicas son bastante ilustrativas respecto a este asunto: "Pero sabemos que todo lo que dice la ley, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre, y todo el mundo (cosmos) esté bajo juicio ante Dios" (Romanos 3:19); "Por esta razón, así como el pecado entró en el mundo (cosmos) por medio de un solo hombre y la muerte por medio del pecado, así también la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5:12); "Puesto que en la sabiduría de Dios, el mundo (cosmos) no ha conocido a Dios mediante la sabiduría, a Dios le pareció bien salvar a los creyentes por la locura de la predicación" (1 Corintios 1:21); "La religión pura e incontaminada delante de Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en su aflicción, y guardarse sin mancha del mundo" (cosmos) (Santiago 1:27); "¡Gente adúltera! ¿No sabéis que la amistad con el mundo (cosmos) es enemistad con Dios? Por tanto, cualquiera que quiere ser amigo del mundo (cosmos) se constituye enemigo de Dios" (Santiago 4:4); "Porque si los que se han escapado de las contaminaciones del mundo (cosmos) por el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo se enredan de nuevo en ellas y son vencidos, el último estado les viene a ser peor que el primero" (2 Pedro 2:20).

 

* Por todo lo antes presentado, se puede decir entonces, que el cosmos, es un vasto sistema u orden que Satanás ha originado y promovido, el cuál, se mueve y se conforma por sus ideales, fines y métodos. Los que aman este sistema viven separados de Dios. Esta civilización no espera en Dios, ni tampoco le toman en cuenta en sus proyectos, ni le atribuyen respeto o adoración alguna. Se incluye en este sistema mundial sus gobiernos impíos, sus conflictos, armamentos, celos y orgullos, educación y cultura, filosofías y religiones, así como las artes en todos sus aspectos, etc. Esa es la esfera en que el hombre vive diariamente; es lo que él ve y emplea. Para multitudes innumerables es todo lo que conocen mientras viven en esta tierra. Justamente se le denomina "sistema satánico", y en efecto podemos decir que esa frase es una buena interpretación de la palabra "cosmos ", es literalmente un cosmos satánico.

* No obstante, la Biblia sigue diciendo: "En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo (cosmos) para que vivamos por él" (1 Juan 4:9). 

 

La autoridad de Satanás sobre el Cosmos.

El Nuevo Testamento contiene declaraciones casi increíbles tocantes a los derechos y el control de Satanás sobre el mundo o cosmos, y la revelación misma es desconocida por los inconversos.

* Hay algunos pasajes en la Biblia que enseñan esta verdad y que debemos examinar: Lucas 4:5-7 "Al llevarle a una altura, le mostró todos los reinos de la tierra en un momento. Y el diablo le dijo: --A ti te daré toda autoridad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y la doy a quien yo quiero. Por esto, si tú me adoras, todo será tuyo". En este pasaje hay manifestaciones de poderes que son incomprensibles a la mente humana. Por ejemplo, la aseveración de que Satanás mostró los reinos del mundo a Cristo. Ver todos los reinos de la tierra desde un monte y en un momento implica algo sobrenatural. Pero lo más admirable de esta revelación es la declaración de Satanás (que no la refutó nuestro Señor) de que los reinos de este mundo o cosmos se le habían entregado a él y a quien quisiera se los daría.

* Podemos decir entonces, que el reclamo de Satanás en este pasaje es doble: (a) El dominio de todo el mundo o cosmos le fue entregado, lo que quiere decir que tal entrega sucedió con el permiso de Dios, y (b) Satanás da los reinos a quien él quiere. Sin duda esta donación de parte de Satanás es conforme a la voluntad y al propósito soberano de Nuestro Dios. Todavía permanece la verdad que "no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas" (Rom. 13:1) Como siempre, Dios es soberano sobre todo, pero se le permite a la criatura seguir sus caminos voluntariosos y pecaminosos.

* La revelación de que Satanás tiene autoridad sobre este mundo o cosmos no descansa sólo en los reclamos de él. Como hemos señalado previamente, es el mismo Cristo quien lo denomina "el príncipe de este mundo o cosmos" (Jn. 14:30). El apóstol Juan también en 1 Juan 5:19 dice: "Sabemos que somos de Dios y que el mundo (cosmos) entero está bajo el maligno". Este versículo revela que, mientras nosotros somos de Dios, lo que implica nacer y proceder de EL, e incluye un cambio de estado (de tinieblas a luz), el mundo o cosmos (lo demás de la humanidad) está bajo el maligno.

* El poder de Satanás sobre este mundo, se ve en los primeros capítulos de el libro de Job. Se nos revela allí como Dios le permite que ataque al siervo Job, al menos en cinco formas: (a) él hizo que los sabeos se llevaran los bueyes y asnas de Job y mataran a sus criados; (b) hizo caer fuego del cielo que quemó las ovejas junto con sus pastores; (c) hizo que los caldeos arremetieran contra los camellos y mataran a los criados; (d) causó la muerte de los hijos de Job por un viento fuerte del desierto que azotó las cuatro esquinas de la casa donde estaban, la que cayó sobre ellos, y (e) hirió a Job mismo con el peor sufrimiento corporal que jamás había sufrido. Sin duda hubiera matado a Job si Dios se lo hubiera permitido. Pero se le dijo específicamente que no lo matara. Vemos aquí, que Satanás no puede ir más allá de donde Dios no quiera que vaya.

La impotencia y fin del Cosmos.

La impotencia y limitaciones de este sistema mundano son muy evidentes. Su líder, aunque muy poderoso, es inferior al Señor Jesucristo, Juan dice: "Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido, porque el que está en vosotros es mayor que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4). Sus conocimientos y alcances espirituales son limitados "Mirad cuán grande amor nos ha dado el Padre para que seamos llamados hijos de Dios. ¡Y lo somos! Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él" (1 Juan 3:1); "Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio, el hombre espiritual lo juzga todo, mientras que él no es juzgado por nadie" (1 Corintios 2:14-15); "Pero aun si nuestro evangelio está encubierto, entre los que se pierden está encubierto. Pues el dios de esta edad presente ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no les ilumine el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, quien es la imagen de Dios" (2 Corintios 4:3-4); "como está escrito: No hay justo ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se apartaron, a una fueron hechos inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; con su lengua engañan. Hay veneno de serpiente debajo de sus labios; su boca está llena de maldiciones y amargura. Sus pies son veloces para derramar sangre; hay ruina y miseria en sus caminos. No conocieron el camino de paz; no hay temor de Dios delante de sus ojos" (Romanos 3:10-18).

* Por otra parte, el hecho de que el cosmos será destruido y así terminado se declara en ambos Testamentos. En Daniel capítulos 2 y 7 se trata del rumbo y el fin de las naciones gentiles, Dios revela la verdad de que serán aplastadas y llevadas "como se lleva el viento la paja del trigo". Y entonces el Rey de reyes gobernará sobre toda la tierra. Apoc. 11:15 "El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían: "El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. El reinará por los siglos de los siglos". Ver también, (1 Corintios 7:31; 1 Juan 2:17; 2 Pedro 3:10-13). 

Juicio de Satanás y sus Ángeles.

Al trazar la carrera de Satanás, el próximo evento que tenemos que notar es su juicio y el de los ángeles que le siguen.  La Biblia da por sentado que estos seres caídos y sus malas obras han sido juzgados por Dios, aunque se espera una ejecución futura del juicio. Existe un pasaje en la carta a los colosenses que es sumamente claro y explícito tocante a este juicio, dice así: "El anuló el acta que había contra nosotros, que por sus decretos nos era contraria, y la ha quitado de en medio al clavarla en su cruz. También despojó a los principados y autoridades, y los exhibió como espectáculo público, habiendo triunfado sobre ellos en la cruz". (Colosenses 2:14-15). Este pasaje enseña que la cruz vino a ser para estas criaturas caídas como un tribunal, donde se llevó a cabo un juicio.

* En la carta a los hebreos vemos también la victoria de Cristo sobre Satanás: "Por tanto, puesto que los hijos han participado de carne y sangre, de igual manera él participó también de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el dominio sobre la muerte (éste es el diablo)" (Hebreos 2:14). La evidencia entonces de este juicio es concluyente, aunque por otra parte, vemos que todavía la sentencia no se ha ejecutado, pues Satanás aun anda libre y en esta actual dispensación Dios lo llama "el príncipe de la potestad del aire" (Efe. 2:2) y el "dios de este siglo" (2 Cor. 4:4). Evidentemente se le permite seguir como usurpador hasta el tiempo de la ejecución del juicio.

 

Ejecución de los juicios de Satanás.

La ejecución de los juicios de Satanás y sus huestes, se presenta en la Biblia de una manera triple:

1. Satanás y sus huestes arrojados del cielo, Apoc. 12:7-12 "Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon, pero no prevalecieron, ni fue hallado más el lugar de ellos en el cielo. Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él. Oí una gran voz en el cielo que decía: "¡Ahora ha llegado la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo! Porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios. Y ellos lo han vencido por causa de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, porque no amaron sus vidas hasta la muerte. Por esto, alegraos, oh cielos, y los que habitáis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros y tiene grande ira, sabiendo que le queda poco tiempo". Los medios que se ocupan para lanzar fuera a Satanás y a sus huestes son nada menos que la autoridad y el poder de los santos ángeles encabezados por Miguel.

2. Juicio de Satanás y sus huestes al tiempo de la segunda venida de Cristo. La venida de Cristo para establecer su reino milenial termina con el tiempo conocido como la gran tribulación (Mat. 24:20). En este tiempo se pondrá fin al hombre de pecado (2 Tes. 2:8-10), y al mismo tiempo Satanás será atado con una cadena y echado al abismo. Esto se describe en Apoc. 20:1-3 "Vi a un ángel que descendía del cielo y que tenía en su mano la llave del abismo y una gran cadena. El prendió al dragón, aquella serpiente antigua quien es el diablo y Satanás, y le ató por mil años. Lo arrojó al abismo y lo cerró, y lo selló sobre él para que no engañase más a las naciones, hasta que se cumpliesen los mil años. Después de esto, es necesario que sea desatado por un poco de tiempo". Hay aspectos de este pasaje que escapan a nuestra comprensión. Ya que un poco más adelante se nos dice que, Satanás será suelto y saldrá a engañar nuevamente las naciones (Apoc. 20:7-9). Al ser suelto Satanás y sacado del abismo, en seguida las naciones volverán a los conflictos como solución de sus problemas. Aquí se demuestra que Satanás es el causante de las guerras, ya que cuando estaba atado y confinado en el abismo, había paz en toda la tierra (Isa. 2:2-4). Otro pasaje que parece contribuir y aclarar lo revelado ya, de que Satanás estará en el abismo, es el pasaje del profeta Isaías 24:21-23, allí se dice lo siguiente: "Acontecerá en aquel día que Jehovah castigará en lo alto al ejército de lo alto, y en la tierra a los reyes de la tierra. Ellos serán agrupados como son agrupados los prisioneros en la mazmorra. En la cárcel quedarán encerrados y después de muchos días serán castigados. La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, porque Jehovah de los Ejércitos reinará en el monte Sión y en Jerusalén, y la gloria estará ante sus ancianos". Parece que hay razón suficiente para creer que "los ejércitos de los cielos en lo alto y los reyes de la tierra sobre la tierra" se refiere a los ángeles caídos y todos aquellos principados y gobiernos contrarios a nuestro Dios. De estos seres se dice: "que serán puestos en prisiones para ser castigados después de muchos días". Si esto es así, al menos en lo que respecta a los ángeles caídos, deben ser puestos en el abismo. ¿En cuál otro lugar pudieran estar en aquel tiempo de paz y justicia?. Se puede presumir entonces, que los ángeles caídos han de acompañar a Satanás hasta el fin de su carrera. Recordemos que algunos de ellos ya están en cadenas esperando el juicio final que vendrá sobre ellos (Judas 6; 2 Ped. 2:4). Significativo es también el hecho, que los santos participarán con Cristo en este juicio (1 Cor. 6:3). 

3. El juicio final de Satanás. Las Escrituras describen la ejecución del juicio final sobre Satanás en el Libro de Apocalipsis 20:10 "Y el diablo que los engañaba fue lanzado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos". 

Conclusión: A la luz de lo previamente considerado, se puede concluir que, por creación Satanás es el más elevado ángel creado, el cual cayó en el horrendo pecado del orgullo. Su pecado, lo llevó a actuar independientemente del Creador. Por esto mismo, pende sobre él, la sentencia de un castigo eterno. Los ángeles que le secundaron en esta loca carrera, tendrán también su parte en este castigo. Por otra parte, aquellos ángeles que escogieron seguir junto a nuestro Dios, vivirán por una eternidad con El. Los que han decidido seguir las filosofías del mundo o "cosmos", sino se salvan por medio de Cristo, tendrán su parte en el lago de fuego preparado para el diablo y sus ángeles (Mat. 25:41; Apoc. 20:10). A los tales, sin embargo, se les debe anunciar el evangelio de redención eterna por Cristo Jesús.

¡Cuán maravillosa es la gracia de Dios ofrecida a estos enemigos!... "Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de Su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida" (Rom. 5:10) ¡Y cuán benditas y sublimes son las palabras del Señor! .... "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan 3:16).