Tomando las decisiones correctas

 

 

Base Biblica: Gn 29.31- 30.24

 

 

 

Pensamiento Central

En el estudio de hoy aprenderemos a:

1) tomar las decisiones correctas

2) esperar el tiempo de Dios.

 

Aclaraciones

 

1) Poligamia Dios no aprobaba la poligamia (el hecho de que un hombre se uniera a varias mujeres), en cualquier caso la toleraba, la Biblia nos habla de personas reales que cometieron errores y nos muestra las consecuencias de sus errores, en el caso de la poligamia muchos fueron los dolores de cabeza que Jacob tuvo por culpa de esto, esposas enfrentadas, celos entre ellas y envidias, y rivalidad entre los hijos.

 

2) Los nombres y su significado En la Biblia y dentro de la cultura Hebrea el nombre indicaba el carácter de la persona y la esperanza que tenían los padres, por ejemplo, Jacob (suplantador) le fue cambiado el nombre por Israel (el que lucha con Dios).

 

 

Cómo reaccionamos ante las pruebas

 

-A Dios le importa cómo reaccionamos ante las pruebas. A veces no importa tanto lo que nos pasa sino cómo reaccionamos ante lo que nos ocurre, ¿lo hacemos con madurez o como inmaduros?.

-Abraham tuvo un hijo con una esclava (Agar) y sufrió por ello, Jacob también, pero tenemos el ejemplo de Isaac, con el mismo problema de esterilidad, pero que reaccionó de forma diferente, dice Gn 25.21 que oró a Dios y Dios les respondió.

-EL hombre/mujer espiritual primero oran y luego actúan, el hombre/mujer carnales primero actúan, y cuando nada funciona entonces oran. Esto es lo que le ocurrió a Raquel, y tuvo que recibir las consecuencias de sus malas decisiones.

 

 

Las consecuencias de nuestras acciones

 

-Últimamente estoy viendo (cada vez más) a personas tomar decisiones necias que les afectarán muy seriamente, y tomar esas decisiones a la ligera, sin consultar con Dios, con otros y lanzándose a consecuencias muy dañinas para ellos. Decisiones como: el trabajo, lo que vamos a estudiar, con quien nos vamos a casar, dónde vamos a vivir, cómo emplear nuestro tiempo, etc... tienen consecuencias, pero muchos de nosotros no somos capaces de ver más allá y podríamos evitarnos mucho sufrimiento.

-La Palabra de Dios nos ordena que seamos personas que reflexionan sobre lo que hacen:

 

"Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos" Hag 1.5.

"Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad." Sal 4.4.

 

-Toda acción tiene dos tipos de consecuencias: una es temporal, tiene que ver con nosotros, otras personas, con aspectos como nuestra salud, el terreno económico, el trabajo, lo sentimental. Otro es el aspecto eterno: para el creyente eso está relacionado con el Tribunal de Cristo, con sus recompensas, el disfrute de la eternidad, y sus responsabilidades en el Reino de Dios.

 

Tomando decisiones correctas

 

-Debemos ser muy sabios a la hora de tomar decisiones, cada decisión importa más de lo que nosotros pensamos. Ante el problema de la esterilidad (probablemente el problema más grande que un matrimonio podía tener en aquella época) se podía reaccionar de muchas maneras. Por desgracia no fueron demasiado sabios. Pero las cosas podían haber sido bien distintas, he aquí cómo podían haber reaccionado Jacob y Raquel:

 

1. Tomando ejemplo de los que fueron antes que ellos. Su abuelo Abraham y su padre Isaac ya habían pasado por ello, podían recordar esos dos ejemplos (uno bueno y uno malo) y actuar de la mejor manera. Reflexionar implica recordar situaciones parecidas del pasado.

2. Jacob se desentendió, no tomó cartas en el asunto, de hecho se dejó manipular por sus dos mujeres, siendo completamente pasivo (como en el asunto de las mandrágoras). Si hay problemas un matrimonio debe actuar en conjunto, el hombre no debe desentenderse y dejar todas las decisiones a la esposa, sino que deben apoyarse mutuamente.

            Mirad la reacción de Jacob "¿soy yo acaso Dios, que te impidió el fruto de tu vientre?". No habló a su mujer con amor. Se desentendió de lo que estaba ocurriendo, no fué un apoyo para ella. Los hombres debemos aprender a ser un apoyo para nuestras esposas, a tomar la preocupación de ellas y hacerla nuestra, a no minimizar la preocupación.

3. Jacob no oró, según el vers. 22 parece entender que la que oró fué Raquel.

4. Pidiendo consejo y consultando. Isaac estaba vivo (36.27) y era un hombre espiritual. ¿Podría haber consultado a su padre?, seguro. Todos debemos tener un consejero humano, alguien más sabio que nosotros a quien podamos pedir una opinión distinta a la nuestra y de la que nos fiemos más que de nuestra propia opinión.

            No pedir consejo puede ser una señal de orgullo (yo ya soy bastante sabio, ¿quien me puede enseñar algo a mí?) además de una necedad.

5. Procurando buscar sabiduría. Dice Pr 3.13 "Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría,Y que obtiene la inteligencia; Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino." y Pr 4.7 "Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia.".

            Buscar la saniduría está relacionado con la mente, el estudio de la Palabra de Dios y nuestra lealtad a Dios. Es una búsqueda activa que implica mover nuestra mente, y nuestro corazón, es justo lo contrario a ser perezosos, a dejarnos llevar, o a dar por sentado que lo que otros hacen está bien. Es un camino que lleva toda la vida y que implica dedicarnos a buscar la voluntad de Dios y a ocuparnos en el conocimiento de Dios.

 

 

Esperando el tiempo de Dios 30.22 "y se acordó Dios de Raquel"

 

-Cuanto nos cuesta esperar. Estamos dispuestos a todo, menos a esperar. Dios se ha empeñado en que aprendamos a esperar, el arrebatamiento, a orar esperando, en medio de la enfermedad, en la pérdida de seres queridos... esperar.

-El tiempo de espera puede ser un tiempo en el que podamos graduarnos en la escuela de la oración y de la intimidad con Dios, y aprendamos a recibir el consuelo de Dios, o podemos hacer un montón de cosas que luego lamentemos.

-En mi trabajo, algo que muchos clientes hacen (y yo mismo hago) es que cuando algo no funciona nos ponemos a enredar, a tocarlo todo (por ejemplo el televisor, el vídeo) y cuando no funciona nada, entonces miramos el manual o llamamos al servicio técnico. Cuando llegamos a ese punto puede que hayamos fastidiado un montón de cosas.

-Raquel no supo esperar, Dios al final trajo el hijo deseado, pero antes sufrió mucho, acudió a su marido, peleó con su hermana, negoció con ella. Pero Dios es fiel y al final siempre viene en nuestra ayuda.

-Es importante que entendamos el tiempo de Dios, Dios es Dios, y no se deja manipular por nosotros, obrará en el mejor momento, de la mejor manera, sin demora, en el momento más apropiado.