“Cuando Dios se da por vencido”

(Romanos 1:18-32)

 

Introducción:

A.   Muchos son los que están tomando esta situación en broma, y realmente nosotros les decimos que esto no es para bromear en lo absoluto. Muchas cosas pasan alrededor nuestro y a veces nos preguntamos: ¿Qué es lo que esta pasando con nosotros?

B.   Esta pregunta y su contestación pueden ser encontradas en las páginas de la Biblia. Individuos y naciones se están haciendo esta pregunta: ¿Y que es lo que esta pasando? Ellos se siguen preguntando y no hay respuesta ya que no la buscan en el lugar adecuado.

C.   Nuestro Dios es un Dios de “amor”. Y esta verdad se puede hallar extendida por toda la Biblia, pero al mismo tiempo de ser amor, la misma Biblia nos declara que su ira esta sobre aquellos que hacen lo malo.

D.   ¿Se da por vencido Dios cuando el hombre ya no quiere cambiar? ¡Claro que sí!

E.  Su ira es revelada (Romanos 1: 18) y es expresa al menos de cuatro diferentes maneras.

1.      Tres de estos juicios suceden en el presente (Romanos 1:24-31).

2.    Un juicio queda para mas tarde (Romanos 1:32).

F.       Examinemos juntos como es que Dios ejecuta su ira sobre los hombres.

 

I.               “Los deja para que ellos hagan su voluntad”

A.    (Romanos 1:24-25).

B.    Los hombres se han vuelto idólatras.

C.     Los hombres han querido ser como Dios, aún desde el principio (Génesis 3:5)

 

II.          “Los deja para que hagan todas las pasiones malas que quieran”

A.    (Romanos 1:26-27)

B.    La inmoralidad esta a un solo paso de la idolatría; la adoración a uno mismo guía a las personas a la auto indulgencia.

C.     Luego los hombres se vuelven homosexuales, cosa que la Biblia condena de lleno.

D.   Pasiones desordenadas como: Vergüenza, Desgracia, Infamia, Degradación.

 

III.     “Los deja para que sigan sus mentes depravadas”

A.    (Romanos 1:28-32).

B.    Cuando Dios los deja a mentes depravadas, se olvidan de Dios, se vuelven sin conciencia, no tienen memoria para acordarse de Dios, tampoco hay quien les ponga freno. (Sodoma Y Gomorra) Génesis 19.

C.     Hacen todo tipo de inmoralidad y se revuelcan en ellas.

D.   Parece mentira hermanos, pero esto es lo que ocurre a los hombres cuando Dios los deja por completo a sus deseos.

 

IV.         Los deja para que se enfrenten al juicio final.

A.    (Romanos 1:32).

B.    Después de todo lo que el hombre se rebaja con las suciedades en el mundo, cree que eso va a quedar impune, y cuando mueren hasta los llevan a “las iglesia” para que tengan misa de cuerpo presente.

C.     Hebreos 10:31 declara: “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” Ellos creían morir bien, cuando habían vivido mal.

D.   Todo pecador se va a enfrentar al juicio de Dios, y es allí donde tendrán que arreglar cuantas con el Creador.

E.    ¿Recibirán la vida eterna después de haber pecado? ¡No! Esa no es la paga del pecado. La paga del pecado es muerte (Romanos 6:23). El que diga que la paga del pecado es “vida eterna en Cristo” esta más ciego que los ciegos.

F.    El juicio de Dios no se tratará si a Dios le caigo bien o no, nuestro Dios es imparcial, El no toma partidos ni mucho menos favoritismos: Este juicio estará basado en Justicia porque Dios es Juez justo.

 

V.              ¿Qué debemos de hacer nosotros?

A.    ¿Se da por vencido Dios? ¡Claro que sí! Cuando ya la palabra no nos hace efecto, cuando los consejos ya nos van y nos vienen como cualquier cosa, Dios se da por vencido y nos deja que hagamos todos los antojos y caprichos que queremos. Pero… Luego nos pedirá cuenta. Eclesiastés 11:9

B.    Arrepintámonos de cualquier pecado que hayamos cometido antes de que sea demasiado tarde (Romanos 2:1-4).

C.     Abracemos nuestra vida cristiana con todo nuestro amor, y vivamos por y para Cristo (Efesios 4:1).

D.   Proclamemos el mensaje de Cristo a aquellos que andan perdidos como lo hemos visto esta tarde.

 

CONCLUSION:

A.    Hay esperanza, pero la esperanza no se basa en nuestra sociedad ni en nuestros países, sino en los hijos de Dios y en la esperanza que encontramos en su palabra.

B.    Es tiempo que nos despertemos para justicia.