Creados para Adorar

 

Desde el Génesis nos damos cuenta que somos creados por Dios pero también podemos apreciar que tiene un propósito para nuestra existencia y parte de ese plan divino es precisamente adorarle. Pero que es adorar o adoración veamos lo que nos dice el diccionario sobre esto;

Adoración Estos dos conceptos (inclinación – servicio) se expresan en hebreo y en griego con palabras que también significan «adoración», de modo que no se distingue entre «servir» y «adorar» ni entre «inclinarse» y «adorar».

La adoración externa y cultual debe nacer de una actitud interna, que a su vez se expresa en obediencia y una vida dedicada por entero al servicio de Dios. El adorador debe ser bueno y justo para que su adoración sea aceptada, además de sincero.

Adorar

shajah (hj;v; 7812), «Adorar, postrarse, bajarse, inclinarse». Esta palabra se encuentra en el hebreo moderno con el sentido de «inclinarse o agacharse», pero no en el sentido general de «adorar». El hecho de encontrarse más de 170 veces en el Antiguo Testamento demuestra un poco de su significado cultural.

El acto de inclinarse en homenaje o reconocimiento de autoridad y sumisión se hace generalmente delante de un superior o un gobernante.

Shajah es el término que comúnmente se usa para llegar ante Dios en adoración (como en 1 S 15.25 y Jer 7.2). A veces se usa otro verbo que significa inclinarse físicamente, seguido por «adorar», como en Éx 34.8: «Y entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró». Otros dioses e ídolos también son objetos de adoración, postrándose delante de ellos (Is 2.20; 44.15, 17).[1]

proskuneo (proskunevw, 4352), hacer reverencia, dar obediencia a (de pros, hacia, y kuneo, besar). Es la palabra que con más frecuencia se traduce adorar. Se usa de un acto de homenaje o de reverencia:

- a Dios , Mt 4.10; Jn 4.21-24; 1 Co 14.25; Ap 4.10; 5.14; 7.11; 11.16; y 22.9);

- a Cristo (Mt 2.2,8,11; 8.2; 9.18; 14.33; 15.25; 20.20; 28.9,17; Jn 9.38; Heb 1.6)

- a un hombre (Mt 18.26);

- al dragón, por parte de los hombres (Ap 13.4);

- a la bestia, su instrumento humano (Ap 13.15; 14.11; 16.12);

- a demonios (Ap 9.20);

- a ídolos (Hch 7.43)

Nota: La adoración a Dios no se define en ningún pasaje de las Escrituras. Una consideración de los verbos anteriores muestra que no queda limitada a la alabanza; ampliamente puede considerarse como el reconocimiento directo de Dios, de su naturaleza, atributos, caminos, y demandas, ya bien por el derramamiento del corazón en alabanza y acción de gracias, o bien mediante actos ejecutados en el curso de tal reconocimiento.


I.
CREADOS PARA ADORAR CON NUESTRO ESTILO DE VIDA

Efesios 1:3-7

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

Dios nos escogió para ser santos y sin mancha es decir nos escogió para vivir de una manera agradable a el, y la cual Dios ya planeo para nosotros, también nos ha trazado un destino que alaba su gracia y misericordia, pero ¿como sucede esto? Veamos algunas de las maneras de adorar al creador con nuestro estilo de vida.

A. Oración (Gn 12.8; Neh 9)

B. Sacrificio (Gn 8.20)

C. Ofrenda (Gn 4.3, 4; 1 S 1.3; Dt 26.10; 1 Cr 16.29)

D. Alabanza (2 Cr 7.3; Sal 29.1, 2; 86.9; 138.1, 2

E. Canto (Sal 66.4)

F. meditación (Sal 63.5, 6)

G. Temor (Sal 96.9)

H. Ayuno (Neh 9.1–3; Lc 2.37

I. Acción de gracias (2 Cr 30.21, 22)

J. inclinación (Sal 95.6; 1 Cr 29.20)

K. servicio (Dt 11.13; Jos 22.27


II. CREADOS PARA ADORAR DE UNA MANERA ESCLUSIVA

Colosenses 1:16

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Dios es un Dios celoso y todo lo que existe lo creo para él y para su gloria, si esto no sucede esta en contra de su voluntad y propósito, podemos estudiar algunos casos que la Biblia nos muestra que Dios no permite la adoración a alguien fuera de El.

En el Nuevo Testamento la adoración se dirige a Jesucristo (Mt 14.33; Jn 5.22, 23; Heb 1.6; Ap 5.8–14), y se destaca que el culto ofrecido a Jehová en el Antiguo Testamento explícitamente pertenece a Jesús (Flp 2.10, 11 // Is 45.23). La adoración a Dios y al Cordero es la esencia misma de la vida celestial (Ap 4.6–11; 15.3, 4; 19.1–8).[2]

Se prohíbe terminantemente la adoración a:

A. seres humanos (Hch 10.25, 26; 14.11–15; cf. Est 3.2, 5)

B. ángeles (Col 2.18; Ap 19.10; 22.8, 9)

C. otra criatura (Mt 4.10; cf. Dt 6.13; Ap 14.9–11).

D. dioses falsos Éx 20.3–6; 32.1–11, 30, 35; Dt 4.15–18; 8.19


III. CREADOS PARA ADORAR DE UNA MANERA EXPRESIVA

Isaías 43:7-21

Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.

Dios nos a creado para publicar su gloria, es decir expresar no solo con nuestro estilo de vida sino también de una manera oral, expresiva y dinámica sea publica, privada o en familia.

En ambos testamentos el pueblo de Dios lo adora,

A. públicamente (Hch 20.7)

B. en privado (Gn 24.26, 27; Dn 6.10; Mt 6.5, 6)

C. en familia (Gn 35.1–3; Hch 16.30–34).


IV. CREADOS PARA ADORAR ETERNAMENTE

Romanos 11:36

Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

En el plan de Dios para su creación esta la adoración eterna de sus hijos, y así lo podemos apreciar en la revelación de Jesucristo a Juan en la isla de Patmos, Dios tine planeada una adoración eterna no solo de los seres celestiales sino también de los redimidos con su sangre y toda nación, tribu, etc.,

Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. Ap. 14:6

Hay tres cosas que contiene este evangelio eterno es decir que ha de ser para siempre, Dios nos ha creado para adorarle eternamente y este ángel que tiene el evangelio declara lo que haremos por los siglos de los siglos:

A. Temer a Dios

B. Darle Gloria

C. Adorar al Creador