IGLESIA PENTECOSTAL JEHOVA SHALOM INC.

1723-29 Boston Road

Bronx NY 10460

 

Predicando el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.

 

 

Departamento de Educación

Clase de ministerios.

 

 

 

DISPENSACION DE LA PROMESA

 

INTRODUCION

 

Esta Dispensación duró aproximadamente  unos 400 años, Desde el llamamiento de Abraham hasta la promulgación de la ley en el Sinaí. Se enfoca al pueblo que tiene origen en el patriarca. Se guiaban por las promesas y pactos de Jehová. Termina el periodo con la Esclavitud en Egipto y su liberación con mano poderosa. (Gen. 12:1 - Ex. 19:8)

 

En esta Dispensación la idolatría se esparció por toda la tierra y el hombre se olvidó del Dios viviente. Tanto se alejó el hombre de Dios, que cuando Dios le hablo al Faraón por medio de Moisés en Éxodo 5:2, este le respondo: "¿Quién es Jehová?" Para preservar el conocimiento de la verdad,

 

 

Estando la edad postdiluviana en pleno desarrollo, y el hombre no regenerado bajo prueba en el pacto con Noé, Dios se dedica ahora a desarrollar otros de sus grandes propósitos por medio de una serie de sub.-periodos: el patriarcal, el israelita y el eclesiástico. El primero de estos

 

A la primera edad en "el mundo de ahora" la calificamos como Dispensación o EDAD PATRIARCAL porque durante ese período los tratos y los favores de Dios fueron tan solo con unos pocos individuos, el resto de la humanidad siendo casi por completo inadvertido. Tales favorecidos fueron Noé, Abraham, Isaac y Jacob. A su turno, cada uno de éstos parece haber sido el favorecido de Dios. A la muerte de Jacob, esa manera de trato o edad terminó.

Entonces fue cuando sus descendientes por vez primera fueron llamados "las doce tribus de Israel," y fueron en conjunto reconocidos por Dios como su "Pueblo escogido," y por medio de sus típicos sacrificios típicamente llegaron a ser una, "Nación santa" separada de las demás naciones con un fin especial, y a causa de esto, para gozar de ciertos favores especiales.

 

En la Dispensación de la promesa había mucha gracia divina ilustrada en el, constante Cuidado de Dios por su pueblo, su liberación de Egipto y la institución de la fiesta de la Pascua.

La Dispensación de la promesa termina en el momento en que fue dada la ley (Éxodo. 19), pero finaliza sólo en el sentido de ser el principio o prueba principal de responsabilidad. La de la promesa continúa hacia el fin de la historia, y muchas de sus promesas están aún en vigencia como un objeto de fe y esperanza. Las promesas hechas a Abraham son la base para las dispensaciones posteriores de la gracia y del reino.

Hasta cierto punto las promesas nunca acaban y son cumplidas en un estado eterno.

 

La Dispensación de la promesa estableció claramente el principio de la soberanía divina, proveyó un canal de revelación divina especial para la nación de Israel, continuó la provisión de la redención y bendición divinas, reveló la gracia de Dios y prometió un testimonio para el mundo.

 

 

Cuarta Dispensación: La Promesa

 

Aprendimos que la Dispensación anterior, (El Gobierno Humano) tenia como propósito mostrar al hombre su incapacidad de tener un gobierno justo lejos de Dios, el hombre desobedeció, debió fructificar y multiplicarse, rellenar la tierra, pero se rebelo contra Dios, y se refugió en una torre bajo el mandato de su líder Nimrod, entonces vino el juicio para juzgar la desobediencia del hombre,

Y como consecuencia Dios les cambio las lenguas y los disperso sobre la tierra, pero en su eterno plan Dios guardó una línea de descendientes de Sem, que dio a luz a Abraham, quien fue el escogido por Dios para establecer una nación santa de la cual vendría el redentor, Jesucristo nuestro Señor, con la elección de Abraham inicia la Dispensación de “La Promesa”.

 

El Llamado de Abraham Génesis 12:1-3

 

Dios eligió a un hombre, Abraham, de la tierra de Ur. Con este hombre Dios hizo su pacto. Le prometió hacer de sus descendientes una gran nación y de darles la tierra de Canaán (lo que hoy en día se conoce como Palestina).

 

En esta Dispensación Encontramos a Abraham, quien es llamado por Dios estando en su ciudad, Ur de los caldeos, que era el centro de la civilización implantada por Nimrod. Dios escogió a Abraham para ser padre de una nación de hijos de Dios, que cumplieran sus mandatos.

En esta Dispensación, Dios le muestra al hombre que sino es por su gracia, seriamos errantes, esclavos del pecado, y alejados de toda bendición, lo único que Dios demanda del hombre es Fe.

 

LOS PERSONAJES PRINCIPALES DE ESTE PERIODO.

 

Los personajes principales en esta Dispensación son: Abraham y su hijo Isaac, Jacob (Israel) y sus hijos, todos coherederos de la promesa. Isaac es el hijo de la promesa, Jacob es el escogido por gracia de Dios para ser Israel (príncipe de Dios), y los hijos de Israel, el pueblo escogido por Dios.

La Dispensación anterior termina en Génesis 11 con el juicio en la torre de Babel, esta Dispensación de la promesa inicia en Génesis 12 con el llamamiento de Abraham.

 

LAS DOCE TRIBUS DE ISRAEL

 

 

 

Con su esposa Lea tuvo seis hijos y la hija:

Génesis

29

32

"Y concibió Lea, y dió a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén"

33

"Concibió otra vez... llamó su nombre Simón",

34

"Y concibió otra vez... llamó su nombre Leví",

35

"Concibió otra vez... llamó su nombre Judá",

 

 

30

17-18

"... y concibió, y dió a luz el quinto hijo a Jacob. ... por eso llamó su nombre Isacar",

19-20

"concibió Lea otra vez, y dió a luz el sexto hijo a Jacob, por eso llamó nombre Zebulún

21

"Después dió a luz una hija, y llamó su nombre DINA".

 

 

 

Con su esposa Raquel tuvo dos hijos:

 

30

22-24

"... y le concedió hijos. Y concibió .. llamó su nombre José "

 

 

35

16-18

" cuando dió a luz Raquel ... más su padre lo llamó Benjamín

 

 

 

Con la concubina Bilha, ofrecida por su esposa Raquel, tuvo dos:

 

30

5-6

"Y concibió Bilha ... Por tanto llamó su nombre Dan",

7-8

"Concibió otra vez Bilha ... llamó su nombre Neftalí".

 

 

 

Con la concubina Zilpa, ofrecida por Lea tuvo también dos hijos:

 

 

10-11

"Y Zilpa sierva de Lea dió a luz un hijo a Jacob y llamó su nombre Gad"

12-13

"Luego Zilpa dió a luz otro hijo a Jacob y llamó su nombre Aser".

 

12 Hijos de Jacob

Lea:

Bilha:

Zilpa:

Raquel:

Rubén

Simón

Leví

Judá

Isacar

Zebulún

Dan

Neftalí

Gad

Aser

José

Benjamín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos de sus hijos no constituyeron Tribu de Israel: Leví y José. El primero por ser designado su descendencia como guardianes y cuidadores del Templo. (Línea Sacerdotal)

Números:

3

9

"Y darás a los Levitas a Aarón y a sus hijos; le son enteramente dados de entre los hijos de Israel."

y, el segundo, por ser substituido por sus hijos Efraín y Menasés:

Génesis:

48,

5

  "Y ahora tus dos hijos Efraín y Menasés, que te nacieron en la tierra de Egipto,
antes que viniese a ti a la tierra de Egipto, míos son; como Rubén y Simón, serán míos.
"

12 Tribus de Israel

Lea:

Bilha:

Zilpa:

Raquel:

Rubén

Simón

Judá

Isacar

Zebulún

Dan

Neftalí

Gad

Aser

Efraín
(nieto)

Menasés
(nieto)

Benjamín

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

 

 

La bendición de todas las tierras (En Jesús)

 

Génesis 12:2  Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

 También dijo que bendeciría a todas las naciones de la tierra por medio de Abraham. ¿Cómo iba Dios hacer todo esto? Dice Génesis 15:6, que Abraham creyó las palabras de Dios y le fue contado por justicia.

 

La fe de Abraham complació a Dios; y este principio de fe continua hasta hoy, como dice Hebreos 1:6: "sin fe es imposible agradar a Dios." En parte Dios ya ha cumplido estas promesas a Abraham y con la segunda venida de Cristo serán cumplidos en su totalidad.

 

La promesa de la tierra de Canaán

 

Dios les había prometido la tierra de Canaán pero los descendientes de Abraham se acomodaron en Egipto y no regresaron a la tierra que Dios les había prometido. El resultado fue que después de muchos años de habitar en tierra de los Egipcios, la nación Hebrea aumentó mucho, hasta que comenzaron a parecerles a los Egipcios como una amenaza y entonces fueron, esclavizados por esta misma nación. Sufrieron terriblemente en las manos de los Egipcios pero Dios se acordó de ellos y castigó a los Egipcios, librando a su pueblo Israel.  

 

El Pacto

 

Génesis 17:7 Y estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia después de ti, por todas sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios tuyo y de toda tu descendencia después de ti…Génesis 17:9 Dijo además Dios a Abraham: Tú, pues, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti, por sus generaciones. Génesis 17:10 Este es mi pacto que guardaréis, entre yo y vosotros y tu descendencia después de ti: Todo varón de entre vosotros será circuncidado. Génesis 17:11 Seréis circuncidados en la carne de vuestro prepucio, y esto será la señal de mi pacto con vosotros.

 

Dios establece un pacto con Abraham y con su descendencia, un pacto de fe, y como sello de este pacto seria la circuncisión,  pero otra vez, el hombre no permaneció en el pacto, pues llegaron a creer  que eran  pueblo de Dios por ser descendientes de carne y sangre, pero el pacto era de fe, y la fe se manifiesta en la obediencia:

 

Hebreos 11:8 Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba.

 

El Juicio de Dios

 

Aun Abraham, el padre de la fe, desconfió de Dios y actuó sin fe, cuando tomo a Agar la sierva egipcia en un intento desesperado de tener el hijo de la promesa.

 

Génesis 16:3 Y al cabo de diez años de habitar Abraham en la tierra de Canaán, Sarai, mujer de Abraham, tomó a su sierva Agar la egipcia, y se la dio a su marido Abraham por mujer. Génesis 16:4 Y él se llegó a Agar, y ella concibió; y cuando ella vio que había concebido, miraba con desprecio a su señora.

 Sarai tomó el asunto en sus propias manos al darle a Agar a Abraham. Como Abraham, le costaba creer en la promesa de Dios. De esta falta de fe sobrevino una serie de problemas. Esto sucede invariablemente cuando queremos ocupar el lugar de Dios en un asunto, y tratamos de hacer que una de sus promesas se haga realidad por medio de esfuerzos que no van de acuerdo con las instrucciones específicas de Dios. En este caso, el tiempo fue la mayor prueba de la disposición de Abraham y Sarai para permitir que Dios supliera sus necesidades. También, en ocasiones todo lo que tenemos que hacer es simplemente esperar. Cuando le pedimos a Dios algo, y es claro que tenemos que esperar, aumenta la tentación de hacer algo por nuestra cuenta e interferir en los planes de Dios.

 Pese a que Sarai fue la que planeó que Agar tuviera un hijo de Abraham, luego culpó a Abraham por las consecuencias. Muchas veces es más fácil culpar a, alguien, de nuestra propia responsabilidad y frustraciones que reconocer nuestro error y pedir perdón.

(Adán y Eva hicieron lo mismo en 3.12, 13.)

 Sarai descargó su ira contra Agar. El trato fue tan cruel que provocó que Agar huyera. La ira especialmente cuando surge de nuestras propias fallas, puede ser peligrosa.

 

Abraham no tenía hijos pero después de mucho tiempo, cuando ya era un hombre viejo Dios cumplió su promesa y Abraham tuvo un hijo, que llamó Isaac. Isaac tuvo dos hijos, Esaú y Jacob. (Génesis 25.23) Jacob tuvo 12 hijos y una hija (DINA Génesis 30.21) quienes con sus esposas e hijos llegaron a numerar 70 personas.(Éxodo 1:5) Se les conocía como hebreos y descendieron a Egipto por caso de una sequía.

 

 

La promesa a Israel, la simiente de Abraham, de la que saldría una gran nación y el canal para el cumplimiento de la promesa de Dios (Génesis. 12:2-3; 13:16; 15:5,18-21; 17:7-8; 28:13-14; Josué. 1:2-4);

 

Y una promesa de bendición a toda la tierra a través de Abraham (Génesis. 12:3), El principio fue también establecido de manera que Dios bendijera a aquellos que bendijeran a Abraham y maldijera a aquellos que maldijeran la simiente de Abraham.

 

 

 

De igual forma, sus descendientes, a los que Dios confirmó las promesas, dudaron y actuaron en incredulidad, Jacob descendió a Egipto en busca de provisión por miedo a morir, dudando así de las promesas de Dios.

 

Génesis 42:1 Viendo Jacob que había alimento en Egipto, dijo a sus hijos: ¿Por qué os estáis mirando? Génesis 42:2 Y dijo: He aquí, he oído que hay alimento en Egipto; descended allá, y comprad de allí un poco para nosotros, para que vivamos y no muramos.

 

Abraham y sus descendientes debieron permanecer en el pacto de fe, pero, por dar lugar al temor y a la incredulidad terminaron cautivos en Egipto.

 

Génesis 15:13 Y Dios dijo a Abraham: Ten por cierto que tus descendientes serán extranjeros en una tierra que no es suya, donde serán esclavizados y oprimidos cuatrocientos años.

 

Durante aproximadamente 400 años los hijos de Israel fueron esclavizados ardua y duramente por los egipcios:

 

Éxodo 1:13 Los egipcios, pues, obligaron a los hijos de Israel a trabajar duramente, Éxodo 1:14 y les amargaron la vida con dura servidumbre en hacer barro y ladrillos y en toda clase de Trabajo del campo; todos sus trabajos se los imponían con rigor.

 

Finalmente Dios castiga a Egipto como lo había prometido y el pueblo de Israel fue liberado por Moisés, el libertador enviado por Dios, quien hizo milagros y prodigios.

 

La Provisión de esta dispensación

 Es evidente, sin embargo, que Abraham creció en fe y en gracia y finalmente tenía la voluntad de sacrificar aun a su hijo Isaac en obediencia a Dios (Génesis. 22).

 

Siguiendo a Abraham, Isaac fracasó viviendo tan cerca de Egipto como era posible sin violar el mandamiento de Dios. (Génesis. 26:6-16).

 

De la misma manera, Jacob falló al no creer en la promesa hecha a su madre cuando él nació (Génesis. 25:23; J 28:13-15, 20);

 

Él fue (Jacob) culpable de mentira, engaño y de regatear (Génesis. 27:1-29), y eventualmente se movió fuera de la tierra hacia Egipto para evitar el hambre (Génesis. 46:1-4).

 

En el desierto, Israel también le falló a Dios en sus quejas y falta de fe (Ex. 2:23; 4:1-.10; 5:21; 14:10-12; 15:24),

En su deseo de volver a Egipto (Ex. 14:11-12)

Y en su constante murmuración (Ex. 15:24; 16:2; Números. 14:2; 16:11, 41; Josué. 9:18).

 

Su fracaso es evidente tanto en el momento en que fue dada la ley como posteriormente en su falla en cuanto a confiar en las promesas de Dios en Cades Barnea (Nm. 14).

 

Aunque Abraham y sus descendientes tuvieron en algún momento incredulidad, Dios fue fiel al pacto y envió un libertador, para sacarlos de la esclavitud de egipcio, y en el tiempo señalado apareció Moisés, para llevarlos rumbo a la tierra de la promesa, Canaán.

 

Éxodo 3:9 Y ahora, he aquí, el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí, y además he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Éxodo 3:10 Ahora pues, ven y te enviaré a Faraón, para que saques a mi pueblo, los hijos de Israel, de Egipto.

 

Cuando Dios escoge una persona para una tareas, esta persona no tiene Opción, porque Si no quiere o se niega a cumplir, Dios lo hace cumplir de una forma o de otra, (consulte el libro de Jonás)

 

Moisés se excusó porque se sentía incapaz para la tarea que Dios le encomendó. Era natural en él que se sintiera así. Sí, era incapaz por sí solo. Pero Dios no le estaba pidiendo a Moisés que trabajara solo. Le ofreció otros recursos para ayudarlo (Dios mismo, Aarón, y el don especial de hacer milagros).

Dios nos llama con frecuencia para que realicemos tareas que parecen demasiado difíciles, pero no nos pide que las hagamos solos.

Dios nos ofrece sus recursos, al igual que lo hizo con Moisés. No debemos ocultarnos detrás de nuestras deficiencias, como él, sino mirar más allá de nosotros mismos y ver los grandes recursos disponibles. Entonces podemos permitir que Dios utilice nuestros aportes.

 

Dios sabía que faraón no los dejaría ir, pero todo era parte del plan de Dios de manifestar su gloria y su poder a todas las naciones, y a través de su siervo Moisés hizo prodigios y milagros en la tierra de Egipto, hasta que faraón los dejo libres.

 

Éxodo 3:19 Pero yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir, si no es por la fuerza. Éxodo 3:20 Pero yo extenderé mi mano y heriré a Egipto con todos los prodigios que haré en medio de él, y después de esto, os dejará ir.

 

Notemos que hubo juicio sobre Abraham y sus descendientes, estuvieron oprimidos durante aproximadamente 400 años, pero también hubo juicio sobre los egipcios, Dios envió las 10 plagas. Éxodo 5-12

 

¿Cuál fue el propósito de la diez plaga?

          Las Plagas                                                                          dioses falso

Sangre

Khnum: Creador del agua y la vida.

 

Hapi: Deidad del Nilo, principal entre todos los dioses (por sostener la vida en Egipto).

 

Osiris: El Nilo era su corriente sanguínea.

 

Ranas

 

Heket: Deidad de la fertilidad, y uno de los dioses primogénitos, simbolizada por una rana.

 

Piojos, insectos

(polvo de la tierra fue usado para provocar esta plaga)

 

Gueb: Deidad de la tierra.

 

Khefri: Deidad de la renovación vital, simbolizado por el escarabajo.

 

"Mixtura" (bestias salvajes, y/o enjambres de insectos)

 

Shejmet: Deidad leonina patrono del fuego, guerra y pestilencia.

Peste en animales

 

domésticos

Hathor: Deidad de la belleza y el amor simbolizada por una vaca.

 

Apis: Deidad con figura de toro.

 

Úlceras

Imhotep: El curador mítico (también conocido como Toth, deidad de la inteligencia y la sabiduría médica y oculta).

 

Granizo (y fuego)

 

Nut: Deidad de los cielos y el clima.

 

Seth: Deidad del viento y la tormenta.

 

Langosta

 

Anubis: Deidad de los campos.

 

Isis: Deidad protectora contra la langosta.

 

Min: Deidad de la fertilidad y la vegetación, protectora de la cosecha.

 

Oscuridad

 

Amón, Ra, Atom, Horus: deidades solares.

 

Muerte de primogénitos

 

Osiris: Juez de la muerte, y señor del faraón.

 

Faraón: El primero de su pueblo, y que era Considerado deidad por los egipcios.

 

Nekhebet: Protector de los nacimientos, y de la casa real (era una mujer con cabeza de buitre).

 

 

La Revelación del Eterno Plan de Dios

 

En esta Dispensación Dios sigue revelando nuevos detalles de su eterno plan para con el hombre, en primer lugar, Dios le dio a Abraham una mirada del futuro, cuando lo llamó para sacrificar a Isaac, Abraham estaba viendo el sacrificio de Cristo, el hijo amado, a quien el Padre enviaría a la tierra a morir por nosotros. El mismo Señor Jesús les dijo a los fariseos, “Abraham se gozo por ver mi día y lo vio” (Juan 8:56).

 

En Segundo lugar Dios revela a Cristo a través de la figura de Isaac, Cómo el hijo que muere en la cruz para sustituirnos, como la simiente prometida de la cual viene el Israel de Dios, los nacidos del Espíritu, como el hijo al cual el Padre elige su esposa, la Iglesia.

Hay otros dos personajes durante esta Dispensación que nos revelan mas del eterno plan de Dios, José, revela a Cristo Jesús, como el hijo fiel, amado por el padre, como el siervo que sufre por nuestras rebeliones, como el libertador que vence a la muerte y le quita las llaves, como el hijo del hombre exaltado por sobre todo nombre. Moisés, revela a Cristo Jesús, como el “hijo” que deja su trono de gloria para salvarnos, como el gran libertador de nuestras almas, como el que vence al diablo (faraón) y nos lleva rumbo a su gloria eterna (Canaán).

 

Conclusión

 

En resumen, esta Dispensación tenia como base la fe (y la obediencia), Dios hizo un pacto con Abraham de hacerlo padre de multitudes y heredero de Canaán, Abraham Descuido su fe y durmió con Agar y tuvo a Ismael que es el mayor problema que hay en el medio oriente hoy en día, ( La guerra entre Israel y los Árabe) (Génesis 16:11-12, 25:23).

 

Jacob, el escogido por Dios también flaqueo en la fe y descendió a Egipto,

La tendencia siempre fue apartarse de Dios.

 

Este mismo comportamiento estuvieron los Israelitas, cuando estaban en el desierto, su falta de Fe, siempre los conducía a volver a Egipto.

 

El juicio postrero fue la esclavitud egipcia y luego Dios los liberta a través de su siervo Moisés, ahí termina esta Dispensación, al salir de Egipto.

Como las otras dispensaciones, sin embargo terminó en fracaso en lo que se refiere a la conformidad con la voluntad de Dios y preparó el terreno para la introducción de la ley como un ayo para traer a los creyentes a Cristo (Gálatas. 3:24).

 

En los siglos que siguieron al diluvio los hombres entronizaron al yo en sus corazones, le dieron las espaldas a Dios y se olvidaron de darle a Dios la honra y la gloria. Puesto que querían tener dioses que ellos pudieran manipular, pronto empezaron a adorar objetos que eran menos que Dios, honrando y sirviendo a las criaturas (las cosas materiales) antes que al Creador. (Vea Romanos 1:19-25.)

 

Fue entonces cuando Dios decidió no seguir ya tratando con la humanidad en forma general. Lo que hizo fue escoger a un hombre que le diera la espalda a la idolatría y siguiera las instrucciones divinas con fe y obediencia. El hombre a quien él escogió era miembro de una familia idólatra que vivía en Ur, un centro muy notable de la cultura y la civilización antigua. Este individuo. Abraham, estuvo dispuesto a escuchar la voz de Jehová. Abraham demostró ser un gran amigo de Dios y respondió con fe al llamamiento divino (Vea Isaías 41:8).

 

El fracaso bajo el período cuando la promesa abrahámica era especialmente su responsabilidad resultó en la pérdida temporal de la tierra, su esclavitud en Egipto, y en su viaje errante por el desierto antes de entrar en la tierra. Su fracaso estableció la etapa para la promulgación de la ley mosaica.

 

Dios Te bendiga.