LA DISPENSACION DE LA GRACIA

Un esquema cronológico pretribulocionitas

Text Box: 1- Inocencia
2- Conciencia
3- Gobierno Humano
4- La Promesa
   5- Ley termina abajo     
Así lo espera Israel 
Daniel 9:24-27
 
7 Semana
62 Semana
1 Semana
Pero esta es la realidad
           
 7.Semana                              
 
62 Semana
La gracia
(La iglesia)
La Tribulación
Ultima 7 Semana
Fin de la Ley
 
(6- La Gracia)
  †
 
El rapto
1 Tes 4:13-17
Gran tribulación
Apocalipsis Capitulo.4 al 18
La batalla de Armagedón 
Apocalipsis 16:16
Fin de la Ley, con la segunda venida de Cristo
Zacarías 14:4, Apocalipsis 19:11-19
7- El reino milenial
Apocalipsis 20:6
La guerra de Gog y Magog
Ez 38:2, Ap 20:8
El Juicio del gran trono blanco
Apocalipsis 20:11-15
La eternidad.
Text Box: La Era
Ant- Diluviana
Oval:  
 
 
La
Era
Presente
Text Box: La
Era
Futura

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Introducción.

¿ Dónde comienza la dispensación de la gracia “ Iglesia”?.

Esta se inaugura en la Cruz del calvario con la muerte de Cristo, y oficialmente da su Inicio en el día de Pentecostés en el aposento alto con el descenso del Espíritu Santo.

Esta dispensación se extiende desde la muerte de Cristo, hasta el rapto de la iglesia.

 

¿Por qué la iglesia empieza en el calvario?  Porque nace del costado de Cristo, como Eva nació del costado de Adán mientras estaba dormido.  La iglesia brota del costado de Cristo mientras Él está muriendo, brota sin vida porque no tenía Espíritu Santo en ella, es exactamente como Israel ahora, los huesos secos de la profecía de Ezequiel empezaron, a tomar forma, a unirse tendón con tendón, músculo con músculo pero sin vida.  Cuando el Señor resucitó, dijo:  Recibid el Espíritu Santo en éste caso es Espíritu de Vida, no de poder.  La imagen de Adán brotó de los dedos del Señor, pero era una estatua, Dios sopló y fue ánima viviente.

Porque el hombre había fracasado en todas las pruebas en las dispensaciones previas y era incapaz de llenar los requisitos divinos, creciendo su maldad más cada día, Dios envió su hijo Unigénito para que se tornase en hombre y tomase el lugar del hombre. El Jesús cumplió la ley perfectamente en todos sus puntos:

 

¿ Cuál el centro o motor de esta dispensación? (la iglesia guiada por el Espíritu Santo)

La tipología de la iglesia en esta dispensación.

·    La iglesia es un conglomerado de personas perdidas y que Dios determinó salvar, para agregarlo como cuerpo de Cristo y llevarla al cielo a morar con Cristo.

·    El recorrido de la iglesia comienza desde el derramamiento de sangre en la cruz del calvario y su meta es llegar al cielo.  La iglesia no es de la tierra, por eso somos peregrinos, pasajeros, vamos de paso.  Cristo antes de ir a la cruz, juntó el material para edificarla, estaba instruyendo exactamente como David cuando juntó el material para edificar el templo, el templo lo edificó Salomón.  Cristo reunió el material para la edificación y el Espíritu Santo hizo el ensamblaje, martillazo a martillazo, pieza por pieza, el Señor puso todo el material y lo compró al contado.  A David se le dijo:  Tu no edificarás el templo porque a ti te ha tocado hacer la obra de sangre, a ti te ha tocado poner todo el material sin lo cual nadie podría hacer el templo, Salomón sólo tiene que juntar las piezas, pero a ti te toca hacer la obra de sangre para hacer la unidad del reino.  David creó el reino mediante la obra de sangre.  Salomón no derramó sangre, no fue guerrero sino constructor.  Es una figura tan hermosa, es el tipo de la edificación de la iglesia,

 

SALIMOS DE MOISÉS Y ENTRAMOS EN CRISTO

La Ley por medio de Moisés fue dada, pero la Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo (Juan 1:17).

·         La ley es Moisés y la gracia es Cristo. La ley fue el tiempo anterior a la gracia. La gracia es el evangelio de los buenos regalos espirituales de Dios que constituyen las buenas nuevas de salvación para la humanidad. La gracia es el penúltimo tiempo antes del fin del mundo. La ley de Moisés era un pacto de letra muerta y de condenación para todo aquel que no la podía cumplir. Nadie en el antiguo pacto pudo cumplirla. La gracia es Cristo viniendo al mundo para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga la vida eterna. (Juan 3:16)

·         Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo. Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley (Gálatas 4:4).

·         Cristo nos redimió de la maldición de la ley,  se constituyo en maldición por nosotros (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero) (Gálatas 3:13).

·         Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree (Romanos 10:4).

·         Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia (Romanos 6:14).

·         Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo o ley (Gálatas 3:26).

·         Esto quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? (Gálatas 3:2,3).

Nosotros, los gentiles, vivimos hoy en "la dispensación de la gracia de Dios". Esta dispensación o programa que Dios está administrando hoy a través de su Espíritu Santo, es nuevo y diferente de Su programa con la nación de Israel. En esta presente dispensación, el programa de Dios con Israel es puesto a un lado, y permanece temporalmente en espera, y la condición de "tiempo pasado" de Israel como pueblo "cercano" a Dios, y la de los gentiles "como lejos", no existe ya. (Romanos 11:11-25; Efesios 2:11-22). Según el apóstol Pablo en Efesios 3:1-6, la revelación de esta presente dispensación o programa, era algo que Dios le dijo y le encomendó a él.

"Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; si es que habéis oído de la administración (dispensación) de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, leyendo lo cual podéis entender cual sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y los profetas por el Espíritu: que los gentiles son coherederos y miembros del mismo Cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del Evangelio".

 

LA Iglesia EL GRAN MISTERIO

Esta presente dispensación era un "misterio" antes. Dios lo mantuvo oculto en El mismo en los siglos y generaciones pasadas y ni se conocía antes ni se anticipaba. Esta dispensación de la gracia fue introducida cuando Dios levantó al apóstol Pablo y le reveló a él el "misterio de Cristo".

Es sumamente importante que nosotros entendamos el "misterio" y el carácter de esta presente dispensación de la gracia de Dios, y que no hagamos nuestras ciertas aseveraciones inciertas de Su palabra. Desgraciadamente, dos aseveraciones son hechas comúnmente por los cristianos cuando se refieren a las Escrituras y que están en desacuerdo con lo que Dios nos enseña a través del apóstol Pablo.

 

Por una parte se asume que la presente dispensación es el programa que Dios tuvo siempre en efecto. Por otro lado, que aunque el apóstol Pablo diga que Dios le encomendó a él la revelación de este nuevo programa, el mismo había empezado antes de que Dios levantara a Pablo. Esto es común y frecuente, pero son dos conceptos erróneos, que están en conflicto con el testimonio de las Escrituras y que conduce al error y a la confusión.

Que esta presente dispensación de la gracia no había estado en efecto es evidente en lo que el apóstol Pablo declara en Efesios 2:11-12:

"Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo".

Claramente, el judío y el gentil nunca estuvieron en el mismo nivel en los planes de Dios. En " tiempos pasados " antes de la dispensación de la gracia, los gentiles estábamos "lejos", "sin Cristo" y "sin Dios en el mundo". Es erróneo pensar que esta dispensación de la Gracia estaba en efecto "en otro tiempo". No existía en ese tiempo.

Pero es también erróneo pensar simplemente que este cambio en los programas fue presentado por Dios antes del tiempo en que Él lo reveló. Muchos también presuponen que esta dispensación de la gracia estaba en efecto antes que Dios levantara al apóstol Pablo, a pesar de que Dios pone muchas veces en boca de Pablo, como Dios le reveló y le encomendó a él este programa. (Vea Ef 3:1-12,; Col 1:25-27; Ga 2:1-10).

Asumen que los "otros tiempos" de Efesios 2:11-12 terminó cuando el Señor estuvo en la tierra, como dicen los evangelios. O, al menos, cuando Él murió en la cruz. Pero nosotros insinuamos que éste es un concepto falso que debe ser enmendado.

 

SALIMOS DEL ANTIGUO PACTO Y ENTRAMOS AL NUEVO PACTO

Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer (Hebreos 8:13).

·         Y diciendo luego: He aquí que vengo, Oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último (Hebreos 10:9).

·         Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley (Hebreos 7:12).

·         (Pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios (Hebreos 7:19).

·         Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan (Hebreos 10:1).

·         Pero estando ya presente CRISTO, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación... entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención (Hebreos 9:11,12).

SALIMOS DE LAS SOMBRAS Y ENTRAMOS A LA REALIDAD

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo. (Colosenses 2:16).

·         La comida y la bebida fueron sombras de lo que es la satisfacción que deja la bebida, y el fortalecimiento que deja la comida.

·         Las fiestas judías anuales fueron sombra de lo que hoy representa nuestro gozo y disfrute en Cristo Jesús.

·         La luna nueva era sombra de lo que hoy representa un nuevo comienzo con luz en la oscuridad.

·         Las ceremonias y liturgia  fueron la sombra de lo que hoy representa el descanso y Completa miento en Cristo Jesús. En Mateo 11:28 Jesús dijo "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar". Cristo es nuestro  descanso.

·         Los días de fiesta se celebraron anualmente; las lunas nuevas mensualmente; los días de reposo, semanalmente; y el comer y beber, diariamente. Diariamente comemos y bebemos a Cristo, semanalmente tenemos completa miento, y descanso en Cristo, mensualmente experimentamos, un nuevo comienzo en Cristo, y durante todo el año Cristo es nuestro disfrute y pleno gozo. Cristo es para nosotros la realidad de todas las sombras de la ley.

Todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo (Colosenses 2:17).

·         Todos los aspectos acerca de la ley ceremonial o ritual, son sombra de las cosas celestiales y espirituales en Cristo.

·         Cristo es la realidad del evangelio por gracia, por ende, ya no estamos bajo los rituales de la ley de Moisés o del antiguo pacto.

Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios... habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales... (Hebreos 8:3,4,5).

·         Todo el ministerio del sacerdocio del antiguo pacto fue sombra de lo que hoy es Cristo.

SALIMOS DE LO NATURAL PARA ESTABLECER LO ESPIRITUAL

Y diciendo luego: He aquí que vengo, Oh Dios para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último (Hebreos 10:9)

·         En el antiguo pacto, toda la información de Dios para su pueblo fue dada en el campo natural; pero en el nuevo pacto de la gracia, toda la revelación para su Iglesia es espiritual.

·         Cristo vino para quitar lo primero (el ritual del antiguo pacto) para establecer lo espiritual en el nuevo pacto.

·         La Iglesia del Señor no debe vivir en lo natural sino en lo espiritual; en el Reino que viene, se fusionará lo espiritual con lo físico en un cielo nuevo y una tierra nueva.

Ejemplos claros de que debemos dejar lo natural para entrar en lo divino.

·         La sangre de los toros y de los machos cabríos no pueden quitar los pecados (Hebreos 10:4)- ¿Cuánto más la sangre de Cristo... limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? (Hebreos 9:14)- He aquí, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29). En Gracia: el Cordero de Dios es lo que vale para la Iglesia.

·         Todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados (Hebreos 10:11-14). La Iglesia ya está perfeccionada por el único sacrificio de Cristo en la cruz.

·         Nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica (2 Corintios 3:5,6).

·         El ministerio de la ley tenía ministros que predicaban la letra muerta de la ley de condenación.

·         El nuevo pacto tiene ministros que predican al espíritu vivificante o palabra que da vida.

·         Nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así (2 Corintios 5:16). Los doce apóstoles conocieron a Cristo en los días de su carne (al Cristo histórico, al de los cuatro evangelios), pero Pablo y los ministros del nuevo pacto conocemos a Cristo según la revelación que Dios le dio al apóstol Pablo (este es el Cristo de las epístolas reveladas). Del Cristo natural pasamos al Cristo revelado.

·         Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios. En cambio el espiritual juzga todas las cosas (1 Corintios 2:14,15). El hombre natural es carnal, mundano,  pero el hombre espiritual es el que ha recibido la unción del Santo.

·         Pedro les dijo: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros... (Hechos 2:38). Pablo dijo en (2 Corintios 5:18) que Dios nos dio el ministerio de la reconciliación o la palabra de la reconciliación: Reconciliaos con Dios. Pasamos del arrepentimiento a la palabra de la reconciliación.

·         Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley; no constituido conforme a la ley, sino según el poder de una vida indestructible (Hebreos 7:12,16). Cristo es el cumplimiento de todas las sombras de la ley. Cristo es nuestra realidad y en ella debemos andar. "Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez" (Hebreos 5:14). Gracia y paz.

¿Quién es el personaje central de esta administración de la gracia?

Es Espíritu Santo, es el motor, motriz de esta dispensación,

En la conversión, en el nuevo nacimiento, el Señor da su Espíritu, es decir salvación, Romanos 08:09 dice:  .../el que no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él...    Espíritu de Cristo, mi Espíritu, es el Espíritu Santo a través de Cristo  Cristo tenía espíritu como persona, pero no fue eso lo que dio, tenía alma, cuerpo y Espíritu, es decir, en la potestad de Él.  Allí estaba naciendo la iglesia viva,  este es un fenómeno grande pues sólo la iglesia tiene el Espíritu Santo morando dentro de las personas, esto no tiene precedente, el hombre desde que cayó, jamás ha tenido al Espíritu Santo morando dentro de él, lo visitaba, lo tomaba, lo invitaba, lo usaba, lo potencializaba, pero nunca se quedaba morando con  y en él.  Es tan grande esto, que aún el  futuro de Israel dependerá de que el Señor haga lo mismo con ellos, poner su Espíritu dentro, para que puedan cumplir sus ordenanzas. 

La iglesia está siendo preparada para ser morada del Espíritu de Dios en ella y no solamente del Espíritu Santo, la escritura dice que estará el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en la iglesia,:  ...Vendremos y haremos morada en ella...  y dice otra porción  ...somos morada de Dios en Espíritu...  y en otra parte dice:  ...Cristo está en nosotros...  de manera que la Biblia dice que estarán los tres en la iglesia.

 

Conclusión

Para usted querido amigo que hoy nos honra con su visita, no es una casualidad que usted este en este lugar hoy aprendiendo de esta maravillosa palabra.

Usted ha nacido en un tiempo crucial, porque en él se presenciarán hechos trascendentes. Millones de cristianos que murieron en épocas pasadas en la esperanza de ver venir al Señor no pudieron cumplir su deseo, pero tal vez los cristianos de esta generación le verán.

Sin duda, muchos hechos portentosos han presenciado la humanidad durante su larga historia. Si un hombre hubiese podido vivir tantos años como para ser testigo de todos ellos, quizás escogería entre ellos como los más grandes hechos el paso de Israel por el Mar Rojo, el descubrimiento de América, o la llegada del hombre a la luna. Sin embargo, esos hechos palidecen en comparación a los que están por suceder.

 

Usted, quiéralo o no, ya está ubicado en este tiempo de la historia. Es esta una época de grandes hechos, pero también de grandes responsabilidades, que exigen grandes decisiones. ¿Cuál será su actitud frente a todo esto? ¿Y cuál será el papel que usted jugará en estos hechos portentosos? ¿Será como desdichado testigo o como protagonista bienaventurado? De usted depende.

 

Aún estamos en la dispensación de la gracia. La sangre de Jesucristo está vigente para usted. Todos los pecados pueden ser quitados de su conciencia con sólo creer en Jesucristo, y su corazón puede alcanzar la maravillosa paz con Dios. Si usted toma hoy una decisión radical a favor de Jesucristo, realmente no temerá el mañana, porque estará seguro en los brazos del Señor. Mas, si desprecia hoy este llamado, deberá saber lo que le espera.

La dispensación de la gracia es la más alta de las otras que ha vivido la humanidad hasta ahora. Usted es un bienaventurado. Pero los días que vienen pueden ser para usted una verdadera Maldición si hoy no se acoge a la gracia de Dios. Y si usted no es arrebatado por Cristo, no sólo no escapará de los juicios que vendrán sobre la humanidad, sino que tampoco participará en la luminosa era que viene: el reino de Jesucristo.

El tiempo del perdón se acaba. Es preciso que hoy acepte el regalo de Dios en Cristo Jesús. Recibirlo es una dicha; Rechazarlo es la desgracia mayor.

¡Sea usted también un bienaventurado!